Público
Público

Hallados los tres desaparecidos en el desprendimiento de Almería

Los equipos de rescate han encontrado los cadáveres del padre y los dos hijos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El operativo de rescate desplegado en Cuevas del Almanzora (Almería) han concluido después de que se hayan recuperado los cuerpos de las tres personas, que permanecían en paradero desconocido, desde que en la madrugada de este viernes se derrumbara la ladera de una montaña y sepultara la casa-cueva en la que se encontraban.  

El último cadáver recuperado ha sido el del padre, de 52 años, tras rescatar los cuerpos sin vida de los hijos de 21 años, a las 00.30 de este sábado, y de 25 años, a las 22.30 del viernes, según han confirmado el Cuerpo de Bomberos del Consorcio y el alcalde de Cuevas, Jesús Caicedo, que ha estado seguido las labores de búsqueda. También se han confirmado que la madre de los jóvenes y una persona de 25 años están ingresados en el Hospital La Inmaculada con 'pronóstico reservado'.

De las cinco personas de la familia que residen en la vivienda derruida, uno de los hijos consiguió salir ileso por su propio pie, mientras que la madre, una mujer de 48 años, pudo ser rescatada del interior a través de una pequeño agujero por el cual han accedieron los servicios de emergencia. 

Caicedo ha declarado a Europa Press que proseguirán las labores para retirar los 3.000 metros cúbicos de tierra y roca que se han desprendido sobre dos viviendas. Por su parte, un portavoz del Cuerpo de Bomberos ha especificado que las tareas de desescombro llevarán 'varios días',  labores para las que ha sido necesario traer maquinaría especial para retirar las grandes rocas provocadas por el alud.

Hasta el momento, se han evacuado por precaución una docena de casas, pero hay dos casas más afectadas directamente. De esas casas se evacuó a un herido, un joven de 25 años, que reside en uno de los inmuebles que se sitúa frente a la ladera que se ha desprendido y a los que han causado desperfectos la caída de rocas. Este joven también fue trasladado al Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa.