Público
Público

Un Halloween sin macrofiestas, un año después del Madrid Arena

El Ayuntamiento no tiene lista la legislación que regula los macroeventos.  Los empresarios del sector piden "una normativa con criterios de seguridad, no de aforo".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se cumple el aniversario de la tragedia del Madrid Arena, la velada de Halloween en la que una avalancha humana provocada por el sobreaforo acabó con la vida de cinco chicas. El Ayuntamiento no ha recibido este año ninguna solicitud para autorizar una celebración de tales dimensiones, aunque sí hay numerosas discotecas, salas de fiestas, bares de copas, restaurantes y locales de otro tipo que celebran la noche de Halloween con aforos más reducidos.

Un año después del accidente, el Ayuntamiento todavía no tiene lista la legislación que regula los macroeventos, por lo que los locales privados pueden realizar en su interior las actividades que consideren oportunas sin necesidad de un permiso expreso, siempre y cuando se ajusten a su licencia en cuanto a tipo de actividad, aforo y horario. 'Aún quedan muchos pasos por dar en materia de seguridad', asegura el portavoz de la Asociación de Empresarios del Ocio Nocturno de Madrid, Vicente Pizcueta.

Los Grupos Parlamentarios de la Asamblea de Madrid están trabajando desde hace meses en la reforma de la Ley de Espectáculos Públicos de la Comunidad de Madrid con propuestas como la regulación de los macroeventos y el aumento de las sanciones para aquellos que infrinjan la Ley. La fiesta de Halloween del Madrid Arena provocó este tipo de planteamientos en cambios legislativos, además de un aumento en las inspecciones de los locales de ocio nocturno y discotecas por parte de policía y bomberos. Las fuerzas de seguridad estarán presentes en los espectáculos públicos con más de 5.000 asistentes y los servicios de emergencia acudirán a todos los eventos que se celebren en recintos públicos.

Las salas madrileñas Marco Aldany, Fabrik y Kapital son algunas de las que compiten por atraer esta noche al público más joven de la ciudad. El mutismo que suele rodear al ocio nocturno se confirma con el silencio de las discotecas, que prefieren no revelar detalles a Público sobre la organización que llevan a cabo para la celebración de Halloween este año. No confirman que la seguridad en el interior de los locales vaya a ser excepcional a causa de lo sucedido en el Madrid Arena.

Desde el colectivo de empresarios del Ocio Nocturno de Madrid denuncian que aún no existe una ley que regule el aforo máximo de un recinto. Actualmente, éste se regula en función de la comunidad autónoma, pero Pizcueta asegura que 'ya es hora de crear una ley homogénea y con criterios de seguridad, no de aforo'. En su opinión, 'el aforo no mide la seguridad' y en los 'muy pocos' locales que han sido clausurados durante el último año por superar el número de personas permitido (como la conocida sala Stella) 'no existía un problema de seguridad real'.

Ésta es una de las quejas que transmite el sector de empresarios, que asegura que 'desde el Madrid Arena las medidas de seguridad y las inspecciones han aumentado de manera notoria', llegando a clausurarse casi media docena de locales en la capital madrileña, aunque según Pizcueta, 'estos datos no son significativos si se compara con el total de locales que se encuentran en la capital'.

Insisten en que la tragedia del Madrid Arena 'fue un caso excepcional' pero que las salas se encuentran en unos niveles 'de los más seguros en Europa'. Por su parte, Pizcueta incide en la necesidad de mejorar la imagen turística de la capital y de potenciar una regulación específica para los macroeventos , no que se incluya en la Ley de Espectáculos por temor a que esta sea una ley sancionadora de la actividad empresarial.

El portavoz de esta asociación recalca la importancia de 'impulsar una imagen más turística de Madrid, en la que se potencien eventos de gran alcance, porque hay medios suficientes para poder realizarlos con éxito'. Durante el último año se han desalojado e incluso clausurado locales por exceso de aforo, aunque no muchos más que en años anteriores. La tragedia del Madrid Arena hizo que el Ayuntamiento prohibiera desde el primer momento la celebración de eventos similares y que restringiera la cesión de sus espacios sólo a espectáculos en los que todos los espectadores estuvieran sentados.

La campaña Salvemos la Noche, promovida por aquellas personas que trabajan y comparten la noche como espacio de ocio, encuentro y diversión, ha señalado que la celebración de Halloween 'se ve empañada por el recuerdo de los trágicos sucesos del Madrid Arena' que tanto 'han perjudicado' a las pymes hosteleras y a locales de ocio. Además, la campaña ha mostrado su descontento con el Ayuntamiento de Madrid por la 'caza de brujas desatada contra las pequeñas empresas de la hostelería y ocio de la capital con el único objetivo de levantar una cortina de humo para eludir su responsabilidad política y burocrática' afirman.

El Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a clausurar hoy la conocida sala Caracol, que tenía prevista una fiesta de Halloween la noche del jueves, por incumplir las condiciones establecidas en la licencia de funcionamiento con que cuenta el local. El pasado 19 de abril el Ayuntamiento de Madrid autorizó, con carácter provisional, el desprecintado de la sala de conciertos Caracol, con la condición de que sólo se efectuara en la misma 'única y exclusivamente, la actividad de taller de enseñanza y desarrollo de actividades relacionadas con la música popular', una regulación impuesta debido a la licencia de funcionamiento, informa el Consistorio.

La reanudación de la actividad de la sala de conciertos sólo se producirá si se concede la solicitud de licencia que actualmente se está tramitando en la Agencia de Gestión de Licencias de Actividades, ha detallado la Corporación municipal.