Público
Público

"Hay un 'Gürtel', pero también un montón de 'gürtelitos'"

Ángel Luna. Portavoz del PSPV-PSOE en Les Corts. Afirma que la política de adjudicaciones de Francisco Camps está "trufada de irregularidades" y resalta que "la opacidad facilita la trampa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando Ángel Luna (Madrid, 1952) se encarama sobre la tribuna, la bancada del PP contiene la respiración. Sucede en Les Corts cada jueves, único día que Francisco Camps (y no siempre) acude para dar cuentas de su actuación. Luna lleva meses preguntándole sobre la Gürtel, revelando datos y mostrando informes sobre las irregularidades. Algo que no le perdona el PP, que le ha reprobado en dos ocasiones durante esta legislatura. 'Algunos diputados populares ni me saludan', asegura este abogado de oratoria afilada y largo recorrido político: senador, diputado en el Congreso, conseller de Sanitat y alcalde de Alicante. En la última sesión, mostró a Camps un ejemplar del Código Penal tras conocerse que el juez ha encontrado indicios de hasta siete delitos graves, entre ellos soborno y financiación ilegal.

El futuro de Francisco Camps, ¿está escrito en el Código Penal?

Está escrito en relación con el Código Penal. Hace un año le dije que tenía la convicción de que era penalmente responsable de una serie de actuaciones. Se montó un gran revuelo y me dijo que le insultaba. Conforme avanza el tiempo cada vez está más claro que su futuro tiene que ver con el Código Penal. Con problemas de inhabilitación e incluso de prisión.

¿Será el primer presidente de la Generalitat en ir a la cárcel?

No sé si llegará a pisar la cárcel, pero de momento será el primero que se siente en el banquillo. Si no en prisión, con condena, aunque no la cumpla por aquello de la libertad condicional y que no tenga antecedentes. Su futuro judicial es complejo.

¿Cómo ha quedado la senyera [la bandera valenciana] después que Camps se envolviera en ella para defenderse de la Gürtel'?

El valor simbólico de la senyera no se ve afectado por Camps.

El tono que emplea, entre grandilocuente y mesiánico, ¿es estrategia o debilidad?

Es la estrategia común de los populistas: vaciar el lenguaje político de contenido para ocultar la realidad. Apelar al vacío como expresión.

¿Alguna aportación de Camps a la historia del populismo?

Sus aportaciones a la dialéctica parlamentaria son exageradamente cutres. Un día trató de sorprendernos con un poema y resultó ser un fragmento de un manual de autoayuda.

¿Pueden las urnas enjugar la mancha de siete delitos graves?

Nunca. Es el recurso de los que no entienden qué es vivir en un Estado de derecho. Ganar las elecciones te da legitimidad para gobernar, pero respetando las leyes. De eso no le van a absolver las elecciones.

¿Por qué, pese a la Gürtel', da la sensación que el PP es imbatible?

Da la sensación. Otra cosa es que lo sea. Son muchos años de ocupar el espacio público, de invisibilizar a la oposición y parasitar los recursos de las administraciones públicas en beneficio de su imagen y propaganda. Con la Gürtel, además de una utilización sectaria de los medios de comunicación públicos, han dispuesto de sobrefinanciación para sus campañas. Pese a ello, el PP sufre una erosión importante y lo comprobaremos en las elecciones. La figura de Camps está muy deteriorada en la calle. Esto va calando a pesar de todos los trucos procesales que intentan.

Sin embargo, el PSPV no despega.

El voto tiene un componente emocional muy importante y es muy difícil, desde una posición de debilidad mediática como la nuestra, romper ese techo. El PP ha basado gran parte de su política en excitar el orgullo valenciano y tratar de asociar su política con acontecimientos como la Copa América o la Fórmula 1. Eso ha configurado un imaginario colectivo que coloca al PP en el éxito, el valencianismo y en la economía boyante. Y al Partido Socialista en la negación de la esencia de los valencianos. Creo que estamos trabajando en la buena dirección, con una alternativa de futuro, que es Jorge Alarte.

Usted es más conocido que Alarte. ¿Podría ser el candidato socialista a la Generalitat?

Radicalmente no. Mi candidato es Alarte. Y creo que el candidato del partido, sin ninguna duda, es Alarte.

El sumario permitió conocer los contratos del gobierno Valenciano con la Gürtel'. Aún así, se niegan a enseñarlos a la oposición. ¿A qué se debe ese empecinamiento?

Si los muestran una vez los van a tener que mostrar siempre. Su norma de funcionamiento es la opacidad más absoluta y la van a mantener.

Este tipo de contratos, ¿son la excepción o la norma de Camps?

Toda la política de adjudicación de Camps está trufada de irregularidades. La opacidad facilita la trampa. En el PP valenciano hay un Gürtel, pero también un montón de gürtelitos. Hay muchos temas que han salido y otros que no, pero que saldrán.

La querella que presentaron contra el PP incluye a cinco influyentes constructoras. ¿Se han enturbiado su relaciones con los empresarios?

No. Nos llegó un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales muy contundente. Con ese informe redactamos un querella donde metimos a todos los que aparecían.

Durante un tiempo de su vida trabajó para uno de ellos, Enrique Ortiz. Algo que el PP le echa en cara siempre que puede.

He sido y sigo siendo investigado hasta la saciedad. Incluso fuera de la Comunitat Valenciana. En mi época de abogado especialista en urbanismo he asesorado a empresas de fuera y me han llamado amigos que me han dicho: 'Que sepas que en el ayuntamiento tal han venido y han planteado buscar expedientes en los que hayas participado'

¿Teme que puedan encontrarle alguna irregularidad?

Tengo la conciencia tranquila. Llevan tres años mirándome de arriba abajo. Empezaron nada más ser elegido portavoz. Cuando apareció la trama Gürtel y empecé a preguntar, se convirtió en obsesión. Y conforme van pasando los jueves, cada vez más. Es su estilo de funcionamiento: ver que pueden saber para chantajear en un momento determinado.