Público
Público

"Sólo hay indicios, suposiciones y cábalas"

El abogado de José Bretón, encarcelado por la desaparición de sus dos hijos, asegura que la madre de los pequeños puede aportar más luz al caso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abogado de José Bretón, el cordobés encarcelado por la desaparición de sus dos hijos, Ruth y José, de seis y dos años, ha asegurado que sobre su defendido 'sólo hay indicios, sólo hay suposiciones y sólo hay cábalas'.

En una multitudinaria comparecencia de prensa, el letrado, José María Sánchez de Puerta, ha sembrado más confusión a un caso que mantiene en vilo al país, ha asegurado que a Bretón 'se le ha podido condenar de antemano' y ha insinuado, con afirmaciones muy rotundas, que quien puede aportar más luz al caso es la madre de los dos pequeños, Ruth Ortiz, y su entorno, afincado en Huelva.

Sánchez de Puerta ha dicho que el juez que mandó a Bretón a prisión, la Fiscalía y la propia Policía 'carecen de hechos probatorios' concretos sobre el arrestado más allá de unos indicios que él mismo se ha negado a precisar. El abogado, que no ha facilitado ni el recurso que ha presentado ante la Audiencia Provincial para solicitar la libertad de José Bretón ni el auto de prisión en el que aparecen estos indicios, ha insistido en que su defendido 'no es el autor de los hechos que se le acusan porque no se pueden demostrar'.

Interrogado durante más de tres cuartos de hora por medio centenar de periodistas, Sánchez de Puerta se ha quejado del 'circo' y 'el escarnio público' al que se sometió a Bretón durante la reconstrucción física de los hechos ordenada por el juez, y que 'se le ha hecho un daño que ya es irreparable'. El abogado, que visitó a Bretón el martes en la cárcel, dice que el sospechoso 'insiste en que o le han quitado a sus hijos o se los han robado', que 'lo primero que hace cuando me ve es preguntar por si sé algo nuevo sobre Ruth y José' y que el hombre está 'hundido y ausente'.

Por otra parte, el abogado ha apuntado al entorno de la madre y ha asegurado que cuando uno de los dos niños, José, tenía un año, una cuñada de José Bretón echó sal en un biberón. Bretón la denunció y el caso llegó a juicio, según Sánchez de Puerta, que dijo que desde entonces 'vienen las discrepancias de Bretón con su familia política'.