Público
Público

"Hay mucho trabajo, no damos abasto"

Jaume Roca. Enfermero. 44 años. Su departamento lleva casi dos años sin ampliar la plantilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Esto no es una fábrica de coches que ha reducido sus ventas y así se justifica una reducción de personal. Si fuésemos esa fábrica, nuestras ventas se habrían incrementado considerablemente', explica Jaume Roca, enfermero en el Hospistal de Sant Pau de Barcelona.

Con más de 17 años de experiencia, Roca defiende que el sector sanitario 'no está revuelto' porque tema el fin de su trabajo. 'Trabajo hay, y quizás más que nunca. Lo que no hay es el interés de acompañar la evolución de la demanda sanitaria con los recursos necesarios para mantener la calidad', defiende Roca. 'No tenemos miedo añade, lo que tenemos es una gran indignación por el trato que estamos recibiendo tanto profesionales como pacientes'.

'Los políticos nos están tomando el pelo', critica el enfermero. 'Se creen que nos vamos a tragar el cuento de la crisis. La situación económica puede haber influido, pero el problema de la sanidad catalana es que se han enriquecido con nuestros impuestos y ahora no queda en el saco', señala Roca, quien defiende que el recorte en sanidad es 'una cosa de locos' porque los profesionales cada día tienen una mayor carga de trabajo.

'Aunque les pese a los políticos, un hospital no es una fábrica, no hay manera de reducir la producción tan fácilmente. La gente enferma y nosotros estamos aquí para poner todo de nuestra parte', insiste. Roca explica que en el Hospital de Sant Pau algunos departamentos están haciendo horas extras por las tardes porque, como no han renovado las contrataciones eventuales desde hace casi dos años, 'no dan abasto'. 'Y eso no queda aquí alerta; en los próximos meses los políticos pagarán sus decisiones precipitadas cuando no tengamos forma humana de atender al brote de gripe'.