Público
Público

"Hay sionistas que ya salen del armario"

Yaniv Weitzman. Concejal de turismo de Tel Aviv y fundador de Juventud Gay de Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La trayectoria de Yaniv Weitzman, de 36 años, está ligada a la lucha por los derechos de los gays en su país, Israel. Este edil tenía previsto participar en el desfile del Día del Orgullo Gay en Madrid el pasado 3 de julio para promocionar el turismo en Tel Aviv, pero el ataque del ejército hebreo el 31 de mayo a la Flotilla de la Libertad, en el que murieron nueve activistas, frustró sus planes. La organización española de la marcha retiró la invitación porque el Ayuntamiento de Tel Aviv no condenó el asalto.

¿Cómo ha sentido la comunidad gay de Israel la retirada de la invitación?

Está muy ofendida. Fue una gran sorpresa que esta decisión viniera de España, en especial de Madrid, que es un destino turístico muy popular entre los israelíes. Dudo que en Nueva York o Berlín hubieran hecho lo mismo.

¿Entiende la postura de los organizadores del desfile?

No. Es muy chocante que otra comunidad gay te niegue participar en su celebración de la libertad por el hecho de que eres israelí. Además, existe una gran diferencia entre Tel Aviv y el resto de Israel. Hay ciudades, como Jerusalén, son muy conservadoras, mientras que Tel Aviv, es mucho más liberal.

¿No cree que habría habido problemas para garantizar la seguridad del autobús?

La seguridad es la mejor excusa para no afrontar las complicaciones. No creo que esa fuera la razón. La retirada de la invitación obedeció a motivos políticos. También creo que la mayoría de la gente que participó en la marcha estaba en contra de esta decisión, porque es consciente de la importancia de que la comunidad gay esté unida.

¿Qué piensa acerca de lo ocurrido con la flotilla?

Siento pena por la gente que vive en Gaza. Pero tengo que decir que lo ocurrido en mayo ha tenido algunas consecuencias buenas, como la decisión del Gobierno hebreo de dejar entrar más comida a Gaza. Es la parte buena del asunto, es un éxito porque se ha ayudado a los gazatíes.

Se dice que la comunidad gay se preocupa más por la situación de los palestinos.

Sí, es más sensible a este tema. La mayoría de los gays de mi país son progresistas, tienen un ideario de izquierdas, aunque esto está cambiando. Cada vez más miembros del colectivo se reconocen como nacionalistas.

¿Cree que la retirada de la invitación favorece este cambio en el colectivo?

Absolutamente. Hasta este año era difícil ver tantas banderas israelíes en el desfile del Día del Orgullo en Tel Aviv. Los gays sionistas están saliendo del armario. A pesar de todo, espero que el año que viene sea posible que nuestro autobús desfile por las calles de Madrid.