Público
Público

Heridos nueve escolares y una profesora al derrumbarse el suelo de un aula en Alicante

El centro, situado en Santa Pola, ha sido desalojado ante el riesgo de que otras plantas también sufrieran derrumbes. La consejera de Educación de la Comunitat asegura que el edificio "no presentaba ninguna deficiencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hundimiento del suelo de un aula de cuarto de Primaria del colegio Hispanidad de Santa Pola (Alicante), registrado este viernes, ha causado contusiones leves a un total de nueve escolares y a una profesora, según han indicado a Europa Press fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

Cuatro de los escolares y la docente afectada han sido conducidos al Hospital General de Elche (Alicante), donde permanecen en estado leve en Observación de Urgencias, con heridas en codos y pies, a la espera de recibir el alta previsiblemente en las próximas horas. Los otros cinco estudiantes afectados han sido atendidos en el centro de salud de Santa Pola, también con contusiones leves, según las mismas fuentes sanitarias.

Los hechos se han producido alrededor de las 09.10 horas, cuando los alumnos se encontraban ya en sus aulas, y el forjado sanitario de una de las clases de cuarto de Primaria situada en la planta baja se ha venido abajo por causas aún desconocidas.

Varios de los alumnos que en ese momento se encontraban en la clase han caído por el boquete abierto en el suelo, de casi un metro y medio de profundidad por cinco de largo, según han indicado a Europa Press fuentes del Consorcio de Bomberos de Alicante y del Ayuntamiento de la localidad.

Los pequeños, con edades de entre 9 y 10 años, han sido rescatados y junto al resto de los escolares del centro, al que acuden 180 alumnos, han sido evacuados inmediatamente ante el riesgo de que se desplomara el forjado de otras tres aulas más.

Los técnicos municipales y los bomberos del Parque de Elche desplazados al lugar del suceso han llevado a cabo a lo largo de la mañana una inspección de las instalaciones, según fuentes municipales, quienes han hecho una 'llamada a la tranquilidad' porque el forjado hundido 'no ha afectado a la estructura'.

Por su parte, la dirección del centro escolar ha considerado que la evacuación del colegio se ha desarrollado de manera 'rápida y satisfactoria' debido a los simulacros que realizan periódicamente, el último de ellos una semana antes de las vacaciones de Navidad, según han comunicado las mismas fuentes.

Por su parte, la consejera de Educación de la Comunitat Valenciana, María José Catalá, ha declarado que el edificio 'no presentaba ninguna deficiencia, en principio, que pudiera llevar a pensar que podía ocurrir algo similar', por lo que los motivos del hundimiento eran 'imprevisibles'. Así lo ha explicado a los medios tras visitar, junto al consejero de Sanidad, Manuel Llombart, y el alcalde de Santa Pola, Miguel Zaragoza, a algunas de las personas que han resultado afectadas en este suceso.

El colegio Hispanidad de Santa Pola fue construido en 1978, posteriormente en 1982 fue ampliado con el pabellón infantil y recientemente se habían realizado unas obras de mejora de las cubiertas.

La consejera y el consistorio han detallado cómo se va a reubicar a los alumnos del colegio Hispanidad mientras se revisa el centro para tener 'las máximas garantías' y se realizan las obras de reparación oportunas. Así, alrededor de un centenar de alumnos de 1º a 6º de Primaria del colegio Hispanidad de Santa Pola (Alicante) serán reubicados a partir del lunes en el centro de formación Maestro José Tovar de la localidad, ha precisado la corporación municipal en un comunicado.

Los otros 80 escolares que completan la comunidad educativa del centro pertenecen al nivel de Infantil, y el lunes seguirán recibiendo sus clases en las aulas anexas al colegio Hispanidad, de construcción más reciente y separadas del edificio principal, por lo su presencia en esta zona 'no reviste ningún tipo de peligro'.

Sus compañeros de Primaria deberán acudir el lunes a formar las filas a las nueve de la mañana en la explanada frente al centro, donde les recogerá un autobús y les trasladará hasta el centro José Tovar, situado en la calle Jaloque, que este viernes por la tarde comenzará a ser adaptado para albergar al centenar de estudiantes. A las 12.30 horas, este autobús los llevará de regreso al mismo lugar frente al colegio, y las monitoras recogerán a los alumnos de comedor como hacen siempre para llevarlos al colegio Ramón Cuesta. A las 15.30 horas, los devolverán al punto de encuentro para conducirlos de nuevo al centro de formación, y a las cinco de la tarde volverán por el mismo medio a la entrada de su colegio.

DISPLAY CONNECTORS, SL.