Público
Público

Historia de la firma que pagó a Cascos

Creative Team, la empresa investigada en el caso Gürtel' a la que el ex ministro facturó 69.600 euros, declaró en 2007 un trabajador que ni Hacienda localiza. El juez busca datos de la sociedad en Suiza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los documentos incorporados al sumario Gürtel denotan que Creative Team SL, una de las empresas de la vastísima constelación de la trama dirigida por Francisco Correa, funcionaba en efecto como un equipo creativo. De lo investigado hasta la fecha se desprende que la sociedad, a la que la Policía incluye entre las 'directamente relacionadas' con Correa, se dedicaba básicamente a mover dinero. Es esa misma Creative Team SL la compañía a la que el ex vicepresidente, ex ministro de Fomento y aspirante a candidato de PP en Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, facturó 69.600 euros en 2008 a través de su empresa Tecnas SL. En qué consistió el servicio prestado por Tecnas SL constituye una incógnita.

Las referencias a Creative Team abundan en el sumario En una de las ampliaciones de la comisión rogatoria a Suiza, el juez Antonio Pedreira ya atribuía la propiedad real y oculta de la empresa al ex alcalde del PP en Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega, uno de los imputados de primera hora en el caso Gürtel y sobre el que pesa una fianza civil de 300.000 euros en previsión de las responsabilidades pecuniarias en que hubiera incurrido.

Pedreira cree que el verdadero dueño es el imputado Guillermo Ortega

Los archivos incautados en el despacho de Luis de Miguel Pérez, administrador de Creative Team, avalan la tesis de Pedreira sobre quién es el verdadero dueño de la compañía. La Policía encontró un contrato privado por el que Tuscan Inversiones, otra pieza de la red, vendía sus 3.000 acciones de Creative Team a Guillermo Ortega. Al tratarse de un archivo informático, no hay firma. Pero sí una fecha de creación: 13 de marzo de 2003.

Los agentes hallaron también una serie de documentos que vinculan a Creative Team con el ex alcalde conservador, miembro de la ejecutiva del PP de Madrid hasta su imputación. El más señero de todos es una carta datada el 27 de enero de 2004 y en la que Luis de Miguel pide a Guillermo Ortega instrucciones para la declaración de IVA de Creative Team SL y Sundry Advices SL, otra compañía que presuntamente pertenecía al ex regidor. De Miguel impartió directrices a una empleada para que todas las cartas que llegaran a nombre de Creative o Sundry fueran entregadas a Ortega.

La trama de Correa ayudaba a los sobornados a blanquear el dinero

Al cierre de 2008, Creative declaró pagos por 233.980 euros a siete proveedores, incluida la empresa de Cascos. Entre esos proveedores figuran tres sociedades ligadas a Luis de Miguel Pérez, administrador a su vez de Creative Team SL hasta abril de 2009 e imputado en la causa. Y una de esas tres es Soluci SA, de la que Hacienda dice lo siguiente en uno de sus informes: 'La documentación analizada escribieron los peritos de la Agencia Tributaria ya en octubre de 2009 nos induce a considerar que Soluci SA podría ser una sociedad utilizada por el despacho de don Luis de Miguel Pérez como emisora de servicios que no son prestados en la realidad'. O sea, un mero instrumento para fabricar facturas falsas, práctica habitual en el grupo de Correa.

Si Creative Team se valió de facturas falsas no consta aún. Pero hay un dato revelador: que en 2007 declaró un solo trabajador que el fisco no logró localizar en sus bases de datos. Pese a ello, facturó 140.463 euros en ese ejercicio. La empresa se había constituido en 2002.

Los avances en la instrucción judicial señalan la existencia de varias categorías de empresas ligadas a la red: en una de ellas, se situaban las empresas que, mediante contratos amañados y comisiones ilegales, pertenecían estrictamente a Correa y sus subordinados; en otro escalón aparecían las compañías creadas por la trama para que los sobornados pudieran blanquear el dinero recibido. Los informes del sumario indican que Creative Team se encuadraba en ese segundo estrato.