Publicado: 13.10.2015 21:13 |Actualizado: 13.10.2015 23:30

Así se hizo a Pedro Sánchez más alto

Ferraz amaneció cubierta por una gigantesca imagen del líder del PSOE, que coincidió con la presentación del “call center” socialista para las elecciones

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El PSOE ha colgado de la fachada de su sede de Ferraz una gran lona con la foto de su líder, Pedro Sánchez, y otra con el lema "El cambio que une" y el logotipo del partido del puño y la rosa. EFE

El PSOE ha colgado de la fachada de su sede de Ferraz una gran lona con la foto de su líder, Pedro Sánchez, y otra con el lema "El cambio que une" y el logotipo del partido del puño y la rosa. EFE

MADRID.- La sede socialista de la calle de Ferraz de Madrid amaneció este martes con una imagen de Pedro Sánchez de cinco pisos de altura. Aunque del líder del PSOE siempre se dice que es muy alto, bastaron unas grúas, tres horas de trabajo y una lona de 72 metros cuadrados para engrandecer más al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno.



Toda su imagen preside la fachada de Ferraz, lo que para algunos puede parecer un exceso de adanismo –ha habido alguna crítica interna-, pero para la dirección del PSOE es la apuesta clara de que tienen un candidato que potenciar y que es el principal adversario a Mariano Rajoy.

La operación fue costosa y con muchas gestiones con el Ayuntamiento de Madrid, sobre todo, porque hubo cambio de fecha tras el retraso electoral decidido por Mariano Rajoy. Y es que el dispositivo obligaba a cortar la calle al tráfico, a movilizar a más de una decena de operarios, y a gran parte del equipo habitual de Ferraz durante la madrugada.

Al amanecer, la gigantesca lona estaba colocada y, para lucirla, se convocó a los periodistas al mediodía con el fin de que Pedro Sánchez inaugurara el Espacio de Activación del PSOE, el “call center” que ha creado el partido para la campaña electoral.


Al más puro estilo americano, se veía como más de 200 voluntarios realizaban llamadas a los militantes y simpatizantes socialistas para informarles sobre la campaña y pedirles su máxima implicación en la misma. Y, al más puro estilo americano, Sánchez no dudó en sentarse en un centro de llamadas y realizar una personalmente, con el mismo objetivo, al militante de turno.

Sánchez pidió más implicación en la campaña y en las acciones de movilización que está realizando el partido, con el único objetivo de ganar las próximas elecciones.

Toda la sala del “call center” estaba presidida por lemas electorales pero, en todos ellos, estaba la palabra cambio. Así, se podía leer: “El equipo del cambio”, “el partido del cambio” o “somos parte del cambio”.

Todo indica que si se ha recuperado el logo del puño y la rosa de las campañas de Felipe González, parece que Pedro Sánchez también quiere recuperar su lema: “Por el cambio”.