Público
Público

Un hombre mata a su hijo de 4 años y se suicida

La madre tenía previsto llevarse al niño a vivir con ella en los próximos días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El desconcierto y el dolor reinan en la familia y el entorno escolar del niño de cuatro años que en la noche del viernes fue presuntamente asesinado por su padre en la localidad alicantina de Denia. El hombre, de 35 años, utilizó un arma de fuego para acabar primero con la vida de su hijo y luego con la suya.

Según fuentes próximas a la familia citadas por EFE, el presunto asesino y su esposa y madre del niño estaban en trámite de divorcio. Cuando ambos pusieron fin a la convivencia, la mujer se marchó a Barcelona a trabajar, pero los dos decidieron que durante unos meses el niño permanecería en Denia para no interrumpir de forma brusca su vida cotidiana y su proceso escolar.

En los próximos días, el niño iba a trasladarse a la capital catalana para vivir con su madre, que tenía asignada su custodia, según informó Miguel Llobell, concejal de Seguridad Ciudadana de Denia. Llo-bell añadió que el hombre era 'muy conocido' en la ciudad, ya que su familia tiene un bar en el mercado municipal.

Los dos cadáveres fueron encontrados por la hermana del presunto parricida y tía del pequeño, que fue quien avisó a los servicios de emergencia después de acudir a la vivienda y entrar en ella. La policía investiga si el arma con la que el padre acabó presuntamente con la vida de su hijo es de su propiedad, ya que el hombre era aficionado a la caza.

20 menores asesinados

La muerte del niño ha causado una gran conmoción en su entorno. Sus abuelos paternos han necesitado asistencia médica. Fuentes del colegio al que asistía, el Alfa y Omega, afirmaron que los docentes están 'deshechos' y 'muy afectados' por la muerte del pequeño, que ayer por la tarde iba a participar en la fiesta navideña del centro. Con él, son 20 los niños que en este año han muerto a manos de sus padres, la cifra más alta desde 2000. En la última década, 68 menores han sido asesinados por sus progenitores o padrastros.