Público
Público

Un hombre mata a un padre y su hijo en Oviedo

El presunto autor de los asesinatos, un vecino de 70 años, se ha entregado a acompañado de su abogado en una comisaría de Oviedo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un hombre y su hijo han fallecido hoy al recibir varios disparos de una escopeta de caza en Trubia (Oviedo) por un tercero. Amable A. F., vecino de 70 años, el presunto autor de los asesinatos se ha entregado esta tarde, a acompañado de su abogado, en la Comisaría del Cuerpo Nacional de la Policía de Oviedo, según confirmaron fuentes de la Guardia Civil. El presunto autor de las muertes se mostró 'nervioso' al llegar a Comisaría y fue trasladado al Cuartel de la Guardia Civil que investiga el suceso.

El presunto asesino, conocido entre todos los vecinos por haber vivido en el pueblo 'toda la vida', bajó caminando desde la localidad de Perlín hasta Trubia, según los vecinos de la localidad, que escucharon varios disparos alrededor de las 12.30 horas.

'Escuché tiros, luego el fuego cesó y posteriormente volví a escuchar disparos', apuntó un vecino, que pensó en un primer momento que se trataba de cazadores. 'Por lo menos fueron ocho o nueve disparos', apostilló. Este hombre manifestó también que el supuesto autor del crimen era cazador, pero que no pertenecía a ninguna peña.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de los sucedido a través de una llamada telefónica, en la que se alertaba de que un vecino de dicha localidad había causado la muerte de dos personas por disparos de arma de fuego. Los cuerpos fueron hallados en la parte trasera del vivienda del agresor, algo que aún no ha sido esclarecido por la investigación.

Los cadáveres de Agustín Rubianes Arango, de 73 años, y Agustín Rubianes García, de 40 años, fueron hallados en la finca de la casa del presunto asesino. La mujer con la que convivía el presunto autor de los disparos permaneció en su casa hasta que fue trasladada, a las 17.00 horas, por la Guardia Civil hasta las dependencias policiales para tomarle declaración.

Posteriormente, a las 17.25 horas dos patrullas todoterreno de la Benemérita accedieron hasta el domicilio del autor de los disparos para recoger los cuerpos, ya que la pendiente y las condiciones de la carretera no permitieron el acceso de los coches fúnebres hasta el lugar.