Público
Público

Un hombre mata presuntamente a su mujer a martillazos

Los hechos se han producido en la localidad coruñesa de Ponteceso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un hombre ha matado presuntamente a martillazos a su pareja en la localidad coruñesa de Ponteceso, según confirmaron fuentes de la Guardia Civil del municipio. El alcalde del municipio, José Luis Fondo, explicó que la mujer tenía 34 años y el detenido, 54.

El regidor indicó que la pareja tiene dos hijos en común, uno de 11 años —que tiene una discapacidad— y otro de cinco y que, de hecho, las alarmas saltaron cuando nadie fue a recoger al más pequeño al colegio y la cuidadora dio el aviso. El cuerpo sin vida de la mujer, natural de Toro (Zamora), fue encontrado en el piso que compartía con el hombre.

La pareja tiene dos hijos en común, uno de 11 años, con discapacidad, y otro de cinco.

El alcalde precisó que no constan denuncias previas por malos tratos ni orden de alejamiento, un extremo que también ratificaron fuentes policiales.

Las mismas fuentes indicaron que, según los primeros indicios, la muerte se produjo tras recibir la víctima varios golpes con un martillo en la cabeza. Asimismo, el alcalde de Ponteceso agregó que la mujer llevaba 15 días viviendo con otro hombre, algo que provocó los celos de su anterior compañero.

Según relató el regidor del municipio, la víctima y su presunto asesino llevaban unos cuatro años viviendo en Ponteceso, aunque él es natural de A Coruña. Ambos compartían un piso que este mismo miércoles habían quedado en entregar a la casera, para lo que los tres se citaron a las 12.00 horas.

La casera vio a la pareja por la mañana en actitud 'pacífica'

Tal y como ha señalado el alcalde, la casera vio a la pareja por la mañana en actitud 'pacífica', pero posteriormente el cuerpo fue encontrado en esa misma vivienda, en la que él deseaba seguir viviendo.

Fuentes policiales han informado de que no constan denuncias previas por malos tratos. El presunto autor del crimen ha sido detenido y la Policía investiga ahora lo sucedido.

La Xunta de Galicia ha manifestado su 'más firma repulsa' y 'más rotunda condena', y ha puesto a disposición de la familia, sobre todo de los dos hijos menores, los servicios de asistencia a las víctimas de violencia machista. No ha dudado en calificar a la violencia de género como 'una de las mayores vergüenzas' y en afirmar que 'todos tenemos responsabilidad' ante estos casos. Por consiguiente, ha realizado un llamamiento a todas las mujeres que la sufren y a todas las personas que tengan conocimiento de un caso de violencia machista para que denuncien y también apoyen a las víctimas.

'Es necesario concienciar a toda la ciudadanía en el rechazo a la violencia contra las mujeres y en la necesidad de acabar con este gravísimo problema social que atenta contra la libertad y la dignidad de las personas', ha afirmado el Gobierno gallego para subrayar su compromiso con las políticas de igualdad y con las que conduzcan a que sucesos como éste no se vuelvan a repetir.