Público
Público

Un hombre pierde el ojo en un ataque racista

Los agresores le asaltaron en Valencia en una noche de las pasadas Fallas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace seis meses que Alex Passadellis se afeita con las gafas de sol puestas. Es el tiempo que ha pasado desde que perdió el ojo izquierdo a consecuencia de una paliza, y aún no se siente capaz de enfrentarse a la deformación que presenta su globo ocular.

Passadellis, ciudadano francés de origen griego, sufrió la agresión en Valencia, en una noche de las pasadas Fallas. Sus seis atacantes le machacaron el cráneo con un puño americano. Actuaron rápido, sin provocación previa. Esta forma de actuar, sumada al aspecto de Passadellis, cuya piel morena y rasgos faciales le asemejan a un magrebí, hacen que esté convencido de que no fue una mera reyerta, sino una agresión racista.

Passadellis volvió ayer a Valencia para identificar a su agresor entre las 80 fotos de sospechosos que le mostró la Policía. Intenta evitar que la agresión quede impune, para 'cerrar psicológicamente' su herida. Según Acció Popular contra la Impunitat, el País Valencià es líder en agresiones racistas o de odio ideológico. La asociación denuncian la impunidad en la que quedan estos delitos.