Público
Público

Una hondureña recibe el alta forzosa sin colocarle el hueso del cráneo por no tener papeles

Fue operada de urgencias por un defecto cerebrovascular y le abrieron el cráneo. Pero, según denuncia, cuando el hospital descubrió que no tenía papeles la enviaron a casa sin colocarle el hueso en la cabeza. Sólo el cue

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

María Concepción Amaya Guzmán dejó Honduras en octubre de 2011 en busca de una oportunidad que le permitiera brindarle a sus dos hijas una vida mejor. Según publican medios hondureños, vino a España y comenzó a trabajar cuidando de una anciana valenciana mientras enviaba dinero a sus padres en Honduras, que se hacían cargo de sus hijas.

Sin embargo, el pasado 11 de enero, sufrió un fuerte dolor de cabeza que le hizo perder el conocimiento. Fue trasladada de urgenia al Hospital General de Valencia, donde fue intervenida inmediatamente. Según asegura su hermana Miriam, los médicos le explicaron que había sufrido un accidente cerebrovascular, por lo que hubo que practicarle una craneotomía, proceso quirúrgico que consiste en la extirpación de parte del hueso del cráneo para acceder al cerebro.

María Concepción fue operada nuevamente cuatro días después. Los médicos indicaron entonces que debía ser remitida a un centro especializado de rehabilitación para colocarle nuevamente el hueso que le fue extraído. Pero, según aseguran las hermanas Amaya, cuando se dieron cuenta de que no tenía papeles, le dieron el alta y le explicaron que debía pagar por su tratamiento.

'Al principio, cuando la atendieron, la tuvieron un mes ingresada. La iban a enviar a otro hospital de rehabilitación, pero cuando se enteraron de que no tenía papeles, dijeron que ya no podían hacer nada, que le iban a dar el alta y que viéramos cómo hacíamos', señala Miriam al diario hondureño El Heraldo. 'Yo les dije: ¿de dónde voy a conseguir ese dinero?, y me dijeron que si encontraba el modo, que pidiera cita'.

Miriam ha tenido que dejar su trabajo para atender a su hermana, por lo que les resulta imposible reunir el dinero, ya que además tiene un tratamiento con muchos medicamentos, que no están subvencionados. Ciudadanos hondureños residentes en Valencia les han proporcionado de momento comida y un lugar en el que vivir y están realizando una cuestación para reunir el dinero necesario para su operación. 'Cuando se han enterado de lo que nos está pasando, nos están apoyando', agradece Miriam.

María Concepción necesita a diario antinflamatorios, analgésicos, antipiréticos y ranitidina, entre otros medicamentos. Ha perdido la sensibilidad en el lado izquierdo de su cuerpo y padece de fuertes dolores de cabeza. El hueco abierto en su cráneo solamente está cubierto por cuero cabelludo, por lo que 'cualquier roce o golpe que podría provocarle la muerte', asegura Miriam en una entrevista en la LaSexta.