Público
Público

El hostelero insumiso de Cabra cierra su local y culpa de ello "al gobierno socialista"

Rafael León, que decidió no aplicar la Ley Antitabaco, acaba de cerrar definitivamente las puertas de su negocio debido a la "falta de clientes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El propietario de la cervecería La Espuma, de la localidad cordobesa de Cabra, Rafael León, que se declaró insumiso ante la Ley Antitabaco, al permitir fumar en su establecimiento, ha decidido cerrar definitivamente las puertas de su negocio debido a la 'falta de clientes' que, según su testimonio, ha generado en su comercio 'el gobierno socialista y la ley antitabaco, que ha afectado a todo el sector hostelero'.

En todo el pueblo hay cerca de cien bares, una gran mayoría de ellos- entre los que se encuentra La Espuma- cuentan con terrazas donde los consumidores pueden fumar sin infringir la ley. Sin embargo, León se declara como el único afectado en toda la localidad por la Ley Antitabaco, mientras que atacó al resto de compañeros de profesión en Cabra, a quienes tachó de 'conformistas'. El hostelero aseguró que muchos de ellos 'permiten fumar en su interior', mientras que la Administración 'no hace nada'.

Por su parte la alcaldesa de la localidad, María Dolores Villatoro (PSOE), declaró a Público que el único problema en este asunto ha sido que el dueño de La Espuma 'no ha cumplido la ley, mientras que el Ayuntamiento ha actuado en todo momento como correspondía'.

Villatoro mantuvo hace semanas una reunión con el jefe de la Policía Local de la localidad y Rafael León para solucionar el problema. 'Le dije que diera marcha atrás porque se podía encontrar en un problema', aseguró la alcaldesa.

El local cierra sus puertas un mes después de ser sancionado por parte del Ayuntamiento de Cabra con 3.915 euros, una sanción a la que se suma la multa impuesta por la Junta de Andalucía de 30.000 euros, por infringir la normativa, León está pendiente de la resolución de los recursos que ha interpuesto al respecto.

Sin embargo, el propietario aseguró a los medios que no iba a pagar ninguna multa 'por dejar fumar en su casa' hasta que 'los granujas sinvergüenzas' del vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, y el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, 'no paguen todo lo que se han comido de Andalucía', en referencia a las presuntas irregularidades de los expedientes de regulación de empleo.

León, advirtió ayer que, a pesar de estar 'fuera del negocio', se mantendrá en la lucha 'hasta echar al gobierno socialista' puesto que siempre se sentirá como 'un hostelero más'.