Público
Público

"Esta huelga la convocan la patronal, los banqueros y el Gobierno"

Movimientos sociales, estudiantiles y el 15-M marchan juntos por "una huelga ciudadana"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Centenares de miles de personas han salido este domingo a la calle para mostrar su rechazo a la reforma laboral del Gobierno de Rajoy. El centro de Madrid, desde Neptuno a Alcalá y llegando hasta la Puerta del Sol, se ha llenado de colores diferentes. Miles de banderas de los sindicatos CCOO y UGT se mezclaban con las coloridas pancartas de las asambleas de barrio del 15-M, el verde de los ecologistas, las rojinegras de la CGT y CNT, las asociaciones de vecinos, estudiantes, parados y jóvenes. Y miles de personas sin filiación política, pero que, anónimos y sin banderas, gritaban todos juntos. La respuesta a la reforma, por tanto, no tiene un solo color, sino muchos. Y todos apuntan en una dirección, la huelga general del 29 de marzo.

'Quien la convoca y quien tiene la mayor responsabilidad son obviamente los sindicatos mayoritarios, pero hay que entender la huelga no sólo desde los sindicatos, sino que hay que tratar de atravesarla e ir más allá. Esta huelga tiene que ser percibida por todos aquellos a los que les afecta la reforma de forma directa: los jóvenes, los precarios, los trabajadores fijos, los parados de larga duración, todos los que no ven futuro. Toda esa gente tiene que sentir la huelga como suya', explica Rita Maestre, de Juventud Sin Futuro.

'Todos los afectados por la reforma laboral deben sentir esta huelga como suya'

Esta visión plural de las quejas ciudadanas también la observan los sindicalistas, que ven que la indignación va más allá de ellos. Un afiliado a CCOO, con el perfil clásico de 50 años y contrato fijo, cree que 'esto afecta a todo el mundo, no sólo a los sindicatos. Es una lucha de todos'. Mientras tanto, Fran, un joven parado del 15-M, también está convencido de que 'la democracia es cosa de todos los ciudadanos, no es exclusiva de los sindicatos, y todos debemos protestar'.

Mientras tanto, la marcha continúa entre consignas y música. 'Esta deuda no la pagamos' gritan unos jóvenes que se han lanzado a la calle en este soleado domingo. Justo detrás de ellos avanza un camión cuyos altavoces amplifican la canción partisana de los italianos 'Bella Ciao'.

Carlos, del partido Izquierda Anticapitalista, cree que los trabajadores 'estamos sufriendo un ataque que va a conseguir desestructurar la economía y empeorar las condiciones laborales. Y ante esto hay que dar una respuesta.' Con más edad pero parecido discurso, otro sindicalista dice que 'no hay otra solución que la huelga' ya que, 'en mi empresa, nada más salir elegido el nuevo gobierno, ha habido despidos'.

Veterano de las luchas antifranquistas, Jose Antonio Errejón califica la huelga como 'indispensable', pues 'lo que se viene encima es, en definitiva, un proyecto de la derecha política y de los grupos sociales beneficiarios de su Gobierno para retorcer lo que han sido las fórmulas del acuerdo social que han regido desde 1978 hasta aquí'.

'Sindicatos y movimientos son igualmente indispensables'

Por eso, ante esta huelga general, 'sindicatos y movimientos son igualmente indispensables', continúa Errejón. Las centrales sindicales 'han de parar los centros de trabajo' pero 'el 15-M, que ha hecho un acto de ciudadanía exclusiva muy refrescante de la vida política, tiene que tener un papel destacado. Hay que incorporar las nuevas prácticas de los movimientos, hay que caminar hacia la huelga ciudadana'

Suena La Internacional y jóvenes y mayores levantan los puños cantando. Mientras termina la manifestación entre los discursos de los líderes sindicales, Errejón recuerda que 'esta huelga realmente la ha convocado la patronal, los banqueros y el gobierno de Partido Popular. Y que la gente que vivimos de nuestro trabajo no tenemos otro remedio que responderla con una expresión de ciudadanía y de derechos'.