Público
Público

Iberia se prepara para competir contra el tren

Tiene previsto cambiar en marzo o abril sus aviones por otros más pequeños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberia no esconde que la entrada en servicio del AVE será un golpe para su puente aéreo. La ruta aérea entre Madrid y Barcelona es la más transitada en todo el mundo, con 4,67 millones de pasajeros en 2007. El tren puede restar un 35% de los viajeros a Iberia, según anunció la propia compañía, que prevé poner pronto en marcha medidas compensatorias, como la reducción del tamaño de sus aviones.

La aerolínea realiza 90 vuelos diarios entre las dos ciudades y opera con aviones Boeing 757, que tienen 200 asientos. Una vez apreciado el impacto del AVE, entre marzo o abril, utilizará Air Bus A-319, de 140 plazas. Se prevé que reste así más de 4.000 asientos.

Reducir las dimensiones de las aeronaves para poder mantener la frecuencia cada 15 minutos es la clave para competir con el AVE, según explican fuentes de la compañía. 'Aseguramos una conexión más fluida, mientras que sólo habrá un tren directo por hora', señalan. También aseguran que el trayecto entre Barcelona a Madrid y viceversa es de poco más de una hora si se incluyen el paso de controles en los aeropuertos. Por contra, señalan que el viaje en AVE es de 2 horas y 35 minutos. Aunque las estaciones de Chamartín y Sants están en el centro de la ciudad, mientras que El Prat y Barajas están más lejos.

Iberia mantiene precios

Otro aspecto es el precio. Aunque hasta hoy Renfe no dará a conocer las tarifas definitivas del servici comercial, es un hecho que el AVE estará lejos de los casi 400 euros que cuesta un billete del puente aéreo de Iberia. La aerolínea señala que por el momento no contempla modificar sus precios. Y se defiende asegurando que con días de antelación pueden encontrarse también billetes entre las dos ciudades por 30, 40 y 50 euros.

Aún así hay temores. Existen antecedentes que dan motivos para tenerlos. Air Nostrum, filial de Iberia, tuvo que suspender en abril del año pasado la ruta entre Reus y Madrid. Ésta era una de las rutas más antiguas de la compañía, que la inició en 1995. 'La nueva oferta del AVE ha erosionado de manera grave la viabilidad de la operación', explicó entonces Air Nostrum.

Iberia hace unas semanas que ha iniciado una campaña publicitaria encaminada a intentar mantener el pasajero de bussiness.