Público
Público

La Iglesia presume de ahorrar "miles de millones" al Estado

La Conferencia Episcopal Española cifra el impacto económico de su "labor asistencial" en 30.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Congerencia Episcopal Española (CEE) saca pecho y alardea de ahorrarle al Estado 'miles de millones de euros' en gasto social. Esa es la idea que transmitió el vicesecretario de Asuntos económicos de la Conferencia Episcopal Española, Fernando Giménez Barriocanal, durante la presentación de su memoria de actividades de 2008

Giménez señaló que la Iglesia destinó más de 600 millones de euros a servicios sociales, educativos, asistenciales y para mantenimiento del patrimonio cultural, una inversión que 'de haberse efectuado a precios de mercados supondría 1.860.000.000 de euros'.

De ahí el ahorro de 2,73 euros por cada euro invertido que el Estado. Una deducción a la que Giménez Barriocanal pone una cifra concreta de la aportación de la Iglesia a la sociedad: más de 30.000 millones de euros que se ahorra el Estado gracias 'a la labor asistencial de la Iglesia'. Y estas estimaciones 'no son exageradas', según Giménez.

El vicesecretario apuntó también que 'un tercio de los bienes inmuebles de interés cultural en España están gestionados por la Iglesia', que, aunque recibe grandes ayudas del Estado y de las comunidades autónomas, realiza un esfuerzo muy importante de mantenimiento, que desde luego no es rentable en términos económcos'.

Además, apuntó que en la actualidad hay 1.370.000 alumnos en centros de adscripción católica (privados y concertados), y si el Estado quisiera gestionar de forma directa todas estas plazas debería afrontar un desembolso extra de 4.148 millones de euros, agregó Giménez Barriocanal.

Según calcula la Conferencia Episcopal, el año pasado 8.500.000 españoles marcaron la cruz a favor de la Iglesia Católica en su declaración de la renta correspondiente al ejercicio fiscal de 2008.

'En total se contabilizaron 7.193.000 declaraciones a favor', explicó el vicesecretario, aunque para determinar el número de personas habría que añadir el 20% de ciudadanos que se estima realizan su declaración de forma conjunta.

'Todo ello supuso una liquidación total de 253 millones de euros, aunque en 2008 solo recibimos a cuenta unos 153', subrayó.

Sin embargo, puntualizó que 'hay que tener en cuenta los 13 millones procedentes de donaciones, lo que suma un gasto total de 166 millones en 2008'.

El resto se ha percibido en 2010 tras calcular la diferencia en el número de declaraciones a favor de la Iglesia realizadas en 2009, que por segundo año consecutivo crecieron en cerca de 700.000, concluyó Giménez Barriocanal.