Público
Público

La Iglesia vincula el maltrato a las parejas de hecho

El obispo de Alcalá señala que los matrimonios católicos son menos dados a la violencia que los que viven "inestablemente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los católicos pegan menos a sus mujeres que los fieles de otra religión o los no creyentes. O, al menos, eso es lo que piensa la Iglesia española. 'Los matrimonios canónicamente constituidos (católicos) son menos dados a la violencia doméstica que aquellos que son parejas de hecho, las parejas de personas que viven inestablemente y que es donde más se está generando la violencia contra la mujer', afirmó el obispo de Alcalá y presidente de la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Reig Pla. Sus declaraciones fueron respondidas tanto por la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, como por las asociaciones de mujeres, que las calificaron de 'inaceptables'.

'España es una sociedad postrada', siguió Reig Pla, quien insistió en que la sociedad española está 'enferma' ante las 'lacras' del divorcio, los distintos modelos de familia o la reciente Ley del Aborto. 'No olvidéis afirmó que la violencia de género, que es violencia al interior de la casa, se da sobre todo en aquellos procesos de separación o divorcio o en aquellos procesos de litigio, fundamentalmente también por los hijos'.

Reig Pla: 'La sociedad española está enferma por distintas lacras'

Reig Pla también arremetió contra el aborto. 'Desde su despenalización, en 1985, se han producido millón y medio de abortos. No ha habido catástrofe humana en la historia de España que haya producido más muertes', aseveró el obispo.

'La sociedad se organiza para sostener la vida humana. No nos organizamos para destruir la vida. Esta cifra nos produce escalofríos. Cada día, 305 abortos', destacó Reig Pla, quien aprovechó para criticar la 'destrucción psicológica de las madres, de sus familiares y del personal' que participan en la interrupción voluntaria del embarazo.

Para los obispos, no hay mayor catástrofe que las muertes por aborto

'La Iglesia no puede estar indiferente ante estos datos, y por eso reaccionamos, no simplemente para ejercer una presión ideológica contra el aborto, sino para anunciar el don que hemos recibido, gritando que los derechos del niño tienen que ser protegidos', proclamó el obispo, que defendió la obligación para la Iglesia de 'salir en defensa de las madres y del derecho a la maternidad', así como de 'desvelar todo lo que oculta la 'industria del aborto'. 'Los derechos del niño, de la mujer y de la familia están siendo atropellados', aseveró.

'Sin familia, no hay futuro para la sociedad. Destruir el patrimonio de la familia es de sociedades salvajes', concluyó el prelado, quien propuso, en nombre de la Iglesia, una respuesta a través de 'la Europa de las familias'.

La respuesta y la indignación de las mujeres no se hizo esperar. Ante las declaraciones del obispo de Alcalá de Henares, la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, apeló a la 'responsabilidad de la jerarquía de la Iglesia católica para que no lance mensajes que confundan a la ciudadanía'.

Aído advierte a los obispos que no lancen mensajes confusos a la gente

Aído recordó que 'es una responsabilidad compartida, de toda la sociedad, incluida la Iglesia, condenar esta lacra social y remar en la misma dirección: la de lograr que las mujeres no soporten comportamientos violentos y sepan que tienen a toda la sociedad de su lado para salir de la espiral de la violencia'.

La secretaria de Estado de Igualdad insistió en que 'en violencia de género el mensaje debe ser claro y contundente: animar a las mujeres a denunciar, a no aguantar ni tolerar ningún tipo de violencia en el seno de sus hogares'.

Las organizaciones de mujeres también reaccionaron en contra de las declaraciones de la Conferencia Espiscopal. En un comunicado, consideraron 'indignante' e 'inaceptable' que un representante de la Iglesia católica 'vincule los casos de malos tratos a entornos familiares no aceptados por esta institución'. La Federación de Mujeres Progresistas, la Unión de Asociaciones Familiares, Fundación Mujeres y la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas denunciaron ayer en dicho comunicado que las afirmaciones del obispo 'entorpecen' la lucha contra la lacra de la violencia machista. En 2010 han muerto 71 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas.

Las feministas califican las declaraciones de 'inaceptables'

'La violencia de género puede existir siempre, y únicamente se visibiliza cuando las mujeres deciden poner fin a esa relación de sometimiento absoluto', afirmaron las organizaciones, que acusaron al obispo Reig Pla de 'una auténtica falta de sensibilidad'. Además, reclamaron a la Conferencia Episcopal que 'rectifique urgentemente'.

Las declaraciones de Reig Pla se produjeron durante la presentación a los medios de comunicación de la misa de las familias que el próximo domingo volverá a cerrar el centro de Madrid, oficiada por el cardenal Rouco y presentada por Kiko Argüello.

Los obispos esperan que más de más de medio millón de asistentes acudan a esta convocatoria, según la secretaria general de la Provincia Eclesiástica de Madrid, María Rosa de la Cierva. El año pasado se habló de un millón, cuando apenas acudieron 53.000 personas. La misa contará con la presencia vía satélite del papa Benedicto XVI, y habrá testimonios de familias numerosas y de obispos de toda Europa.

Ya han confirmado su asistencia medio centenar de obispos (45 españoles y cinco extranjeros), que ocuparán un altar de 600 metros cuadrados. El presupuesto del altar corre a cargo de la Iglesia, que pedirá una generosa colecta a los fieles para sufragar los gastos. No así la logística del evento (limpieza, seguridad, sanidad, vallas), de la que se ocupará el Ayuntamiento de Madrid.