Publicado: 14.09.2015 22:39 |Actualizado: 14.09.2015 22:39

Iglesias recuerda a Mas que votar
la reforma laboral al lado del PP “destruye la soberanía”

En el mitín para el 27S más concurrido hasta ahora, el diputado Joan Coscubiela recuerda que “Catalunya es un sólo pueblo, pero eso no significa que no existan distintas clases sociales”

Publicidad
Media: 4.58
Votos: 12
Comentarios:
El cabeza de lista de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell (i), y el líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), a su llegada esta tarde al acto de campaña, celebrado en Sant Boi (Barcelona). EFE/Toni Albir

El cabeza de lista de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell (i), y el líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), a su llegada esta tarde al acto de campaña, celebrado en Sant Boi (Barcelona). EFE/Toni Albir

SANT BOI DE LLOBREGAT (BARCELONA).- No hay acto de campaña de Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) en el que la figura del president de la Generalitat, Artur Mas, no esté presente. Obviamente el político convergente y aspirante a la reelección en las elecciones autonómicas del 27 de septiembre -a pesar de que figura como número cuatro de la lista de Junts pel Sí- no ha acudido a ninguno de los actos, pero no hay intervención que no le aluda, en muchas ocasiones vinculándolo al presidente español, Mariano Rajoy. Joan Coscubiela, Lluís Rabell y, especialmente, Pablo Iglesias se han encargado de demostrarlo de nuevo esta tarde en Sant Boi de Llobregat, en el mitín más multitudinario celebrado hasta ahora por la candidatura.

Alrededor de 1.500 personas se han congregado en el anfiteatro del Parc de la Muntanyeta de esta ciudad de 85.000 habitantes del área metropolitana, y en la que desde 1979 gobierna el PSC. Al lado de las omnipresentes camisetas moradas de los seguidores de Podemos, por primera vez en la campaña se han podido ver numerosos banderas republicanas, de la mano de militantes de EUiA, una de las formaciones que confluyen en CSQP. Y a pesar de que se ha vuelto a pedir la movilización de las personas que tradicionalmente se abstienen en los comicios catalanes, se ha hecho con un tono y unas palabras alejadas de las utilizadas por el líder de Podemos en los últimos días.

“Le hablaré de la ultraderecha: a mi bisabuelo lo fusilaron, a mi abuela le cortaron el pelo y mi abuelo y mi padre estuvieron en la prisión por combatir la dictadura”, ha contestado Iglesias a Mas

Iglesias, recibido a gritos de “¡Pablo presidente!”, ha pedido “respeto” a Mas, después de que el president haya comparado su discurso con el de la ultraderecha o el de Aznar. “Permítame que le diga que es un irresponsable”, le ha respondido el secretario general de Podemos. “Le hablaré de lo que significa la ultraderecha para mi familia: a mi bisabuelo lo fusilaron, a mi abuela le cortaron el pelo y mi abuelo y mi padre estuvieron en la prisión por combatir la dictadura”, ha añadido. Iglesias también ha animado a Mas a “tener memoria” y a recordar que en 2010 su partido votó con el PP la “reducción de un 10% del presupuesto de la administración catalana” y en 2012 hicieron lo mismo con la “amnistía fiscal”.

“Todavía es president y un president debe ser responsable. Sabe que lo que ha dicho no es cierto, que sabemos escuchar y que decimos lo mismo en Barcelona y en Madrid, que es derecho a decidir”, ha continuado Iglesias para rematar: “no tenemos ningún problema con la voluntad popular de Catalunya pero si con los corruptos. Y Mas lo sabe, pero prefiere a Rajoy en la Moncloa antes que a Podemos porque con el PP es mucho más fácil mantenerse en el sillón”. Finalmente, el número uno de Podemos ha proclamado que “quien destruye la soberanía, destruye la democracia” y ha acusado al president de “destruir las bases de la soberanía” al votar junto el PP una reforma laboral “que deja a la Generalitat sin competencias para estar al lado de los trabajadores”.



“Nadie nos arrastrará a ningún frente del no”

El candidato de CSQP a la presidencia del gobierno catalán, Lluís Rabell, también ha dedicado parte de su intervención a atacar a Mas, indicando que “está destapando sus cartas” y que en realidad las elecciones y la candidatura de Junts pel Sí son “un amaño para continuar como president”. El hasta hace unas semanas activista vecinal, que por segundo día consecutivo se ha arrancado a cantar una canción desde el escenario, ha insistido en la propuesta de recuperar la unidad del soberanismo para conseguir la celebración de un referéndum. “Hace falta más democracia y eso significa que la gente tome la palabra”, ha dicho Rabell.

Rabell también ha atacado a Mas, indicando que “está destapando sus cartas” y que en realidad las elecciones y la candidatura de Junts pel Sí son “un amaño para continuar como president”

Antes que Iglesias y Rabell ha intervenido Joan Coscubiela, diputado al Congreso de ICV-EUiA y número tres de la lista de CSQP. En un parlamento muy aplaudido, el antiguo dirigente sindical -estuvo 13 años al frente de CCOO de Catalunya- ha asegurado que “nadie nos arrastrará a ningún frente del no [a la independencia] y menos el señor Mas”. En una de las poblaciones sobre las que se barajó la posibilidad de instalar el macrocomplejo del juego Eurovegas, Coscubiela ha proclamado que “estamos aquí los que hemos salvado el Delta del Llobregat ante especuladores y corruptos, los que hemos salvado el parque agrario de Sant Boi y sus alcachofas ante el patriota Mas y Esperanza Aguirre que se disputaban al especulador [Sheldon] Adelson”.

En un tono alejado del que tuvo Iglesias en Rubí la semana pasada, y mucho más identificado con lo que ha defendido históricamente ICV y, antes, el PSUC, Coscubiela ha proclamado que “sabemos que los catalanes somos un solo pueblo, con independencia de donde hayamos nacido y la lengua en que hablamos, pero es no significa que no existan distintas clases sociales. No todos tenemos la misma clase social y estoy más cerca de los trabajadores de Cocacola de Fuenlabrada que de la família Daurella”, principal accionista de la empresa.

El mismo secretario general de Podemos ha variado sus palabras. Si al mediodía, en un acto al lado de los trabajadores en huelga de Valeo -proveedora de Seat- ha pedido “disculpas” por si ofendió a alguien, por la tarde ha recordado al público que “es importante votar el 27-S, que se os vea y que nadie os haga invisible”. En Rubí, en su primer mitín para estos comicios, Iglesias animó a votar a los catalanes que “no se avergüencen de tener abuelos andaluces”, declaración que provocó innumerables quejas, reproches de los dirigentes de la CUP Antonio Baños y David Fernàndez e incluso ayer una acción de protesta en el barrio del Carmel. Rabell, por su parte, ha pedido “llevar a las urnas los anhelos de esta Catalunya social que quieren hacer desaparecer”.