Público
Público

Igualdad Animal vuelve a irrumpir en la Pasarela Cibeles

Dos activistas de la organización animalista despliegan una pancarta contra el uso de pieles en el desfile de Jesús Lorenzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Igualdad Animal ha vuelto a irrumpir esta tarde en Cibeles Madrid Fashion Week, la semana de la moda madrileña antes conocida como Pasarela Cibeles, cuya 51ª edición terminaba precisamente hoy.

El modisto y peletero Jesús Lorenzo se disponía a saludar al público presente en el pabellón de Ifema donde se desarrolla el evento cuando dos activistas saltaron a la palestra para protestar por el uso de pieles en la industria textil.

El personal de seguridad consiguió reducir rápidamente al primero de ellos, una mujer perteneciente a la organización animalista, aunque un compañero consiguió desplegar durante unos veinte segundos un cartel en el que se podía leer Piel es asesinato, el lema de la campaña con la que pretenden denunciar la explotación y el sacrificio de animales para confeccionar prendas.

'Piel es asesinato', rezaba la pancarta exhibida por los animalistas, que protestaron al final del desfile del  diseñador y peletero

'Después de la experiencia del año pasado, en esta edición había más vigilancia', explica Jose Valle, portavoz de Igualdad Animal y uno de los dos animalistas que en 2009 hizo lo propio durante el pase de Roberto Torretta. 'Desde entonces, han limitado algunas invitaciones y se ha incrementado el número de vigilantes, con uniforme pero también de paisano'. Aun así, la organización en defensa de los animales consiguió dar un nuevo golpe de efecto mediático, tal y como han hecho en otras ocasiones saltando al ruedo en protesta por las corridas de toros, descolgándose de monumentos u organizando protestas en establecimientos que despachan prendas confeccionadas con pieles.

Esta vez, los dos activistas fueron retenidos por el personal de seguridad de Ifema hasta la llegada de la Policía. Hace un año, los responsables del boicot permanecieron ocho horas en el calabozo y fueron sentenciados a pagar '30 euros de multa y dos días de localización', según Igualdad Animal. 'No recurrimos el fallo, pero ahora un bufete de abogados de Ifema nos acaba de enviar un burofax reclamando daños y perjucios, por lo que probablemente habrá otro juicio'.