Público
Público

El imputado por el vídeo de la concejala es un futbolista de Toledo

Su abogado niega que él difundiera el vídeo íntimo de la edil Olvido Hormigos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un futbolista local de Toledo que juega de portero en el equipo de la localidad -que milita en categoría regional- es el imputado ayer por el juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Orgaz por subir a la red el vídeo íntimo de la concejal socialista de la localidad toledana de Los Yébenes Olvido Hormigos.

Se trata de un joven de unos treinta años, con el que la edil tenía una relación de estrecha amistad, según fuentes de la investigación. Al joven se le imputa un presunto delito 'contra la intimidad' por la difusión del vídeo de la edil, quien ayer cambió de opinión y decidió retirar el escrito de renuncia al cargo que había presentado.

Carlos Alcázar, abogado del imputado, ha afirmado que 'de forma rotunda' su defendido 'no ha sido' el responsable de la divulgación de éste. Alcázar ha explicado que 'el fiscal y la juez lo único que han hecho es abrir diligencias previas por el presunto delito contra la intimidad, pero mi representado no es el responsable de la difusión del vídeo y es el primer interesado en que se aclare todo'.

El abogado, que ha asegurado estar 'sorprendido' por la repercusión que ha alcanzado el caso, ha explicado que su defendido 'está desbordado' y, aún más, 'porque no es responsable' de la difusión del vídeo íntimo.

'Es el primer interesado en aclararlo porque se le está causando un gran daño'

'Es el primer interesado en aclararlo todo porque se le está causando un gran daño moral, pues mantiene una relación sentimental estable desde hace siete años y su idea es casarse; de hecho su novia le está apoyando en todo, también su hermana está desbordada y, además, está recibiendo amenazas a través de redes sociales', ha denunciado Carlos Alcázar.

El letrado ha advertido que iniciará acciones penales contra las informaciones erróneas aparecidas en los diferentes medios de comunicación sobre su defendido 'que entiendo puedan dañar su honor o imagen porque se están difundiendo mentiras'.

Así, ha justificado, 'mi defendido no tiene ni antecedentes penales ni judiciales ni ha abierto ningún foro en Internet, como también se ha afirmado en distintos medios informativos'.

Tampoco sabe a que obedece el que los medios de información citen a su representado como 'amigo íntimo' de la edil yebenosa cuando, ha detallado, 'no vive en Los Yébenes, donde solo va a entrenar, y su círculo de amistades es muy reducido', en concreto directivos y compañeros del club de fútbol, y pocos más'.

'Tanto mi defendido como yo', ha puntualizado Alcázar, 'vamos a colaborar en todo lo posible con el fiscal y la juez para esclarecer todos los hechos y ver de dónde ha salido el vídeo'. Por último, ha expresado que 'tanto yo como mi defendido, como ocurre con cualquier persona de bien, condenamos y nos solidarizamos de manera expresa por todo lo que está sufriendo a Olvido Hormigos'.

Olvido Hormigos afirmó que el vídeo también se había difundido a través del 'correo electrónico de la alcaldía' de Los Yébenes, gobernado por el PP, cuestión que negó en un comunicado el Partido Popular.

Ayer, a la salida de la casa consistorial entre gritos y abucheos ensordecedores, a preguntas de los medios de comunicación, la concejala afirmó que conoce que hay una persona imputada ante la justicia y 'será la juez la que determinará'.

El portavoz del grupo municipal socialista, Jesús Pérez, en el turno de ruegos y preguntas con el que se cerró el pleno, cerca de las 23.00 horas, intentó hacer una exposición sobre la divulgación del vídeo. El regidor le impidió que alargara la explicación y le cortó con un tajante 'haga la pregunta por escrito y se la contestaré en el próximo pleno'.

Jesús Pérez, en su empeño por obtener una respuesta del alcalde, insistió en conocer su opinión al aludir que lo único que pretende es 'preservar a la familia de Hormigos de todo lo que se la puede venir encima'. Añadió que el objeto de explicar los hechos es evitar que 'se vulnere el derecho a la intimidad' según reconoce la Constitución.

El regidor, una vez más, rehusó contestar y ante ello el portavoz socialista lanzó la pregunta concreta: '¿Ese correo ha sido de su dirección, de su mail?'. El alcalde, en todo lacónico, concluyó con un escueto 'prefiero contestar en el próximo pleno'.