Público
Público

Imputan en 'Gürtel' a dos abogados por ocultar el origen de la fortuna de Correa

Manuel Delgado y José Antonio López Rubal son acusados por la Audiencia Nacional de un delito de blanqueo de capitales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha vuelto a imputar por blanqueo de capitales en el 'caso Gürtel' a los abogados Manuel Delgado y José Antonio López Rubal, a quienes el instructor de la causa en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, levantó la imputación en noviembre de 2010.

El archivo provisional de la causa respecto de Delgado y López Rubal, que ejercieron como abogados del supuesto cabecilla de la trama, Francisco Correa, fue confirmado en mayo de 2011 por el TSJM, al considerar que no había indicios delictivos para incriminarles.

Sin embargo, ahora la sección cuarta de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional admite el recurso de la Fiscalía, revoca el sobreseimiento y vuelve a imputarles al entender que existen 'indicios de su relevante contribución al diseño de actos con apariencia de delictivos perpetrados por parte de otros imputados', en alusión a Correa.

El auto argumenta que hay indicios de la participación de los abogados en un delito de blanqueo de capitales por su posible colaboración en el diseño y estrategia para ocultar el origen ilícito del patrimonio de Correa, así como su participación en las gestiones para conseguir desvincularle de las sociedades que controlaba, como mantenía la Fiscalía.

Según la Audiencia Nacional, aunque no se han podido comprobar todos y cada uno de los indicios incriminatorios apuntados por el fiscal, existen 'actos supuestamente realizados por ambos imputados que trasvasan los contornos de la defensa jurídica y se adentran en el ámbito de lo no permitido desde la perspectiva penal'.

Delgado y López Rubal fueron imputados por el primer instructor de la causa en la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en febrero de 2009 por su supuesta participación en una estrategia de blanqueo dirigida a encubrir el origen ilícito de los fondos de Francisco Correa, así como a ayudar a éste y a su 'número dos', Pablo Crespo, a eludir las consecuencias legales de sus actos.

El Ministerio Público también les atribuye 'gestiones dirigidas a lograr la residencia en el extranjero para Correa' y asegura que ése era el verdadero motivo de un viaje que Delgado hizo a Panamá en compañía de Crespo.

Ambos letrados aparecieron en algunas de las conversaciones intervenidas durante la investigación, incluidas varias de las que fueron grabadas en la prisión de Soto del Real (Madrid) por orden de Garzón y que posteriormente fueron declaradas nulas por el TSJM por considerar que se vulneró el derecho de defensa.

Sin embargo, sobre otras conversaciones, que sirvieron para fundamentar la incriminación de los dos letrados -recuerda el auto- 'no consta ninguna resolución de invalidez'.