Público
Público

El incendio en Fragas do Eume continúa en el máximo nivel de alerta

Más de 200 militares de la brigada de la Unidad Militar de Emergencias trabajan en la extinción. La superficie calcinada se eleva a 750 hectáreas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El incendio que desde ayer devasta el parque natural de As Fragas do Eume continúa activo y se mantien en el máximo nivel de alerta (Nivel 1) por la proximidad de las llamas a las viviendas en el municipio coruñés de A Capela, donde comenzó el fuego a las 14:00 horas.

Los bomberos del Eume han confirmado que el fuego ha quedado bajo control en esa localidad, pero indican que sigue avanzando en otros puntos por varios focos activos simultáneos en el entorno del parque, una de las joyas ecológicas de bosque atlántico, a unos 20 kilómetros de Ferrol, protegida por su riqueza paisajística y por su gran variedad vegetal. Las llamas ya han afectado al municipio de Vilarmaior.

Las estimaciones de la superficie calcinada debido se elevan a 750 hectáreas, de las cuales 500 son de masa arbolada y 250 de monte raso, según han confirmado  fuentes de la Consellería de Medio Rural.

Unas 200 personas tuvieron que ser desalojadas ayer por la tarde en las aldeas de O Coto, Vilariño y Teixido, en A Capela, donde inicialmente se detectó el primer frente de un fuego que se avivó muy rápido por el fuerte viento del Nordés, que no cesó de soplar durante el día y complicó el trabajo de las brigadas de extinción.

El incendio ha afectado gravemente al parque natural del Eume, un bosque atlántico protegido que se extiende por toda la cuenca del río con el mismo nombre sobre una superficie de unas 9.000 hectáreas y uno de los puntos más visitados de la comarca.

La Guardia Civil ha cortado los accesos al parque y ayer desalojó el monasterio de Caaveiro, un cenobio del siglo XII en lo alto de un montículo en pleno bosque que había sido rehabilitado recientemente y que era uno de los parajes más espectaculares de Galicia.

Más de 200 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajan en la extinción del fuego junto a veinte brigadas forestales, que cuentan con el apoyo de cinco helicópteros y cuatro aviones, medios que, según la Xunta, se irán incrementando a lo largo de la mañana.