Público
Público

Un incendio en Madrid obliga a desalojar a 2.000 personas

Los bomberos logran estabilizar tres de los seis focos, que desataron las llamas entre las localidades de Robledo de Chavela y Valdemaqueda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un incendio entre las localidades de Robledo de Chavela y Valdemaqueda, a unos sesenta kilómetros al oeste de Madrid, obligó ayer a desalojar a 2.000 personas, aunque a primera hora de la tarde de hoy ya han podido volver todos a sus casas. Durante toda la noche y la mañana han seguido activos varios de los fuegos, aunque a las 15:00 los bomberos tienen todos los fuegos controlados, aunque siguen en activo.

Ante la amenaza, cinco medios aéreos se han incorporado a primera hora de la mañana a las labores de extinción del incendio. En cuanto a la noche, han trabajado en las labores de extinción de los seis focos que continúan activos bomberos de la Comunidad de Madrid y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Además, a lo largo de la mañana se han incorporado a estos equipos de extinción dos hidroaviones, un kamov (helicóptero con capacidad para 4.000 litros de agua) y una Brigada forestal, además de tres medios cedidos por la Junta de Castilla y León.

Todos los focos empezaron al mismo tiempo, lo que hace pensar a los bomberos que ha sido intencionado.

En este sentido, el teniente de alcalde del municipio madrileño de Valdemaqueda, Ángel Casado, ha asegurado en la Cadena Ser que el fuego 'se debe a la mano desalmada de un malnacido. Lo provocó en cuatro puntos a la vez sabiendo lo que hacía. El que lo quemó sabía muy bien lo que hacía y dónde lo hacía'.

Además, Casado ha manifestado que a lo largo de la noche las cosas 'no han ido a peor' debido a que ha hecho 'fresco', pero ha añadido que el fuego se extiende ya a lo largo de 18 kilómetros y está a unos 100 metros de las primeras casas del pueblo. Sin embargo, ha destacado que, al ser una zona escarpada, 'le cuesta bajar' hacia las viviendas. Tras afirmar que la situación es 'muy complicada', ha resaltado que la culpa de lo que está sucediendo en España este verano no es de la sequía, sino 'de la mano del hombre'. Por ello, ha instado a la Guardia Civil y al Seprona a investigar qué es lo que ha ocurrido esta temporada. 

El fuego provocó el desalojo de cinco urbanizaciones y de dos residencias de ancianos, en las que había 82 personas, que también tuvieron que ser desalojadas ante la proximidad de las llamas. La consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol, ha explicado a Efe que durante la noche trabajarán 56 medios terrestres, ya que con la llegada de la oscuridad se han retirado los aéreos. En total, los últimos datos dan un total de 2.000 personas desalojadas desde que comenzó el incendio. Pero a medio día la Comunidad ha dado la autorización para que volvieran a sus hogares.

El incendio también está afectando a una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) de la Red Natura 2000 que abarca 83.089 hectáreas en las que hay águilas, buitres y búhos. La Comunidad de Madrid consta de siete ZEPA que en su conjunto suponen el 23% de la superficie del territorio de la región. Y la que se ha visto afectada por el incendio es la de los Encinares de los ríos Alberche y Cofio, que comprende 83.089 hectáreas.

Esta ZEPA incluye íntegramente los términos municipales de Valdemaqueda, Aldea del Fresno, Cenicientos, Colmenar del Arroyo, Chapinería, Fresnedillas de la Oliva, Navalagamella, Navas del Rey, Pelayos de la Presa, Sevilla la Nueva, Villamantilla y Villanueva de Perales.