Público
Público

Un incendio quema el piso donde viven los cuatro detenidos por la muerte del joven senegalés

Los Mossos y mediadores sociales se están implicando a fondo para evitar una espiral de violencia interétnica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un incendio ha quemado una habitación del piso donde viven los cuatro detenidos por la muerte de un joven senegalés el pasado martes. Actualmente los Mossos d’Esquadra investigan el origen del fuego para tratar de determinar si ha sido intencionado.

La vivienda donde ha ocurrido este suceso está situada en el número 4 de la calle Parlem de Barcelona, justo enfrente del suceso ocurrido el martes por la noche donde un joven de etnia gitana supuestamente disparó mortalmente a un senegalés tras una disputa por un partido de fútbol callejero.

Las llamas, que han podido ser controladas rápidamente por los Bomberos de Barcelona, no han causado heridos, ni han obligado a evacuar a ningún vecino.

Cuatro personas han sido detenidas, un padre y tres hijos, como supuesto autores del crimen. 

Una treintena de subsaharianos han protestado este miercoles por la mañana en calma tensa contra la muerte del joven senegalés. Por la tarde, 150 subsaharianos se han manifestado para denunciar el crimen y para exigir justicia en una marcha con momentos de grave tensión. Los manifestantes se han concentrado en la calle Parlem y después han realizado una marcha con fotos de la vícitma al tiempo que coreaban 'justicia' y 'racistas'. Por su lado, los Mossos y mediadores sociales se están implicando a fondo para evitar una espiral de violencia interétnica.

Los Mossos d'Esquadra han detenido ya a cuatro personas, un padre y sus tres hijos. Todos vecinos del barrio y de etnia gitana, acumulan más de sesenta antecedentes policiales por tráfico de droga y robos. Al parecer, los tres hijos salieron de su casa al ver a su padre discutir y uno de ellos disparó mortalmente a la víctima con una pistola que aún no ha podido ser localizada.

El conseller de Interior, Felip Puig , ha afirmado que el crimen es un 'hecho aislado', sin connotación racista, y que no creará una 'espiral de violencia'. Además, se ha puesto en contacto con el conseller de Bienestar y Familia, Josep Lluís Cleries, para activar a los mediadores con el colectivo gitano y con la Dirección General de Inmigración para evitar que la situación vaya a más.

Felip Puig, conseller de Interior, dice que es un 'hecho aislado'. 

La Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGiC) ha mostrado públicamente su solidaridad y condolencia con la familia y amigos del joven senegalés y ha condenado de forma rotunda 'cualquier tipo de violencia o situación que vulnere los derechos de los ciudadanos'.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha coincidido con Felip Puig al subrayar que el asesinato es un caso puntual. Sin embargo, el director de la Policía, Manel Prat, ha declarado que el inicio de la pelea pudo ser propiciada por recriminaciones a los subsaharianos de índole racista y xenófobo.