Público
Público

La incertidumbre sobre la subida de impuestos inquieta a la oposición

Izquierda Unida califica de"conversaciones de chiringuito" las palabras de Blanco sobre la fiscalidad en España. PNV considera que se trata de un "globo sonda"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición ha entrado en escena para criticar las palabras del ministro de Fomento, José Blanco, en las que aseguraba que los impuestos en España 'son muy bajos'. El Gobierno viene lanzando desde hace unos meses su intención de subir los impuestos a las rentas más altas, en el marco de los próximos Presupuestos. Sin embargo, son pocos los detalles que se conocen hasta el momento sobre la medida.

Esta situación inquieta a los grupos de la oposición. Uno de los primeros en manifestarse ha sido Gaspar LLamzares, diputado de Izquierda Unida. Considera que la subida de impuestos defendida a título personal por el número dos del PSOE es un 'señuelo de verano para incautos' porque, a su juicio, carece de toda credibilidad dada la práctica habitual del Ejecutivo.

Llamazares enmarca las palabras de Blanco en la 'pura palabrería veraniega', como 'conversaciones de chiringuito', pues recordó que ya el año pasado Blanco hizo una apuesta parecida y luego se aprobó la subida del IVA y la bajada del Impuesto de Sociedades o la desaparición del Impuesto de patrimonio. 'Vamos, Robin Hood pero al revés', comentó.

Además, se ha mostrado convencido de que el Gobierno ya ha escogido los socios con los que negociará los presupuestos Generales del Estado de 2011, que son los nacionalistas del PNV y de CiU, a los que, según ha agregado, no les interesa una reforma fiscal progresiva.

Al respecto también se ha pronunciado el PNV.  El portavoz económico del grupo en el Congreso, Pedro Azpiazu, ha calificado de 'globo sonda' la apuesta personal del ministro. A su juicio, una medida así en medio de las restricciones del gasto público podría llevar a una recesión 'muy importante'.

Llamazares enmarca las palabras de Blanco en 'pura palabrería veraniega'

Azpiazu considera que las palabras de Blanco parecen un 'globo sonda' para ver cómo reaccionan los demás grupos parlamentarios ante la negociación de los Presupuestos Generales del próximo año, que deberá arrancar en las próximas semanas.

Para el PNV, lo primero que debería aclarar el Gobierno es qué impuestos se plantea subir, en qué cuantía y para qué. Azpiazu espera que, al menos, esa subida de impuestos sea para incrementar el gasto público porque una medida así en un contexto de restricciones presupuestarias podría llevar a la economía española a una 'recesión muy importante'.

En su opinión, abrir este debate ahora 'no es positivo' y sería mejor plantear estas cuestiones 'con tranquilidad', viendo los posibles riesgos, y cuando proceda, esto es, en la negociación presupuestaria.

IU y PNV no han sido los únicos que se han manifestado. ERC considera que las clases medias y los trabajadores de España pagan impuestos 'nórdicos' pero reciben servicios 'meridionales'.

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha aseverado en un comunicado que el ministro Blanco 'falsea' la realidad al hablar de 'fiscalidad baja' en términos europeos ya que, ha dicho, las rentas del trabajo y del ahorro 'tributan un 37%' mientras que las de capital 'no llegan al 20%'.

'En el caso del Estado español es el mundo al revés, porque los impuestos recaen sobre las clases medias y trabajadoras, que pagan impuestos en términos nórdicos y reciben servicios meridionales', ha puntualizado el portavoz de ERC.

Por su parte, CiU acusa al Gobierno de hacer política fiscal a 'golpe de titular', al lanzar 'globos sonda' sobre eventuales subidas de impuestos que lo único que consiguen es 'generar incertidumbre y desconfianza'. El presidente del grupo parlamentario de ICV y EUiA, Jaume Bosch, ha dicho que ahora el Gobierno 'echa de menos el dinero que dejó de ingresar' al disminuir los impuestos a las rentas más altas.