Público
Público

El independentismo crece y ya no es sólo patrimonio de ERC

Los catalanes que apuestan por la secesión han pasado en los últimos cuatro años del 14% al 21,5%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La gran mayoría de analistas coinciden en que la sentencia de Tribunal Constitucional supondrá un salto para el independentismo a medio plazo. Pero en realidad, el fenómeno se inició antes, y las encuestas de la Generalitat de Catalunya ya lo están registrando.

El CIS catalán se llama Centre d'Estudis d'Opinió (CEO). Tiene apenas cinco años de vida y está dirigido por Gabriel Colomé, uno de los mayores expertos en sociología política en Catalunya. Es una autoridad respetada por todos y sin ninguna sospecha de cocina a favor del independentismo: procede del PSC.

La apuesta por la secesión sube también en CiU, el PSC e ICV

El Centre d'Estudis d'Opinió realiza cada cuatro meses un barómetro de opinión pública que de forma sistemática muestra una tendencia al alza de la opción independentista. Y ello pese a que aún no se ha elaborado ningún barómetro después de la sentencia.

Entre el primer barómetro, en marzo de 2006, hasta el último, en abril de 2010, el porcentaje de los que creen que Catalunya debería ser un Estado independiente ha pasado del 13,9% al 21,5%. A diferencia de la serie del CIS, la opción independentista se plantea aquí sin rodeos, pero a elegir entre cuatro opciones. Los expertos coinciden en que el porcentaje sería mayor si se planteara una disyuntiva entre seguir en España o la independencia.

El aumento de la opción independentista es sostenido, pero el mayor salto es reciente. En poco más de un año, ha ganado cinco puntos: del 16,1% al 21,5%.

'La tendencia es claramente al alza y consolidada', resalta Colomé, quien subraya que aún es temprano para poder predecir qué efecto tendrá la sentencia del Tribunal Constitucional en las elecciones autonómicas de otoño: 'Creo que la sentencia tendrá impacto inmediato, ya en las elecciones, aunque aún nos faltan datos para saber cómo se traducirá políticamente. Y luego está el calado a largo plazo, claro'.

Hasta ahora, el único partido abiertamente independentista que se presentaba con posibilidades de escaño era Esquerra Republicana (ERC). Pero para otoño están calentando motores Reagrupament, la escisión por la derecha de Esquerra que encabeza Joan Carretero, ex consejero del primer Tripartito, y la Democracia Catalana de Joan Laporta. Aparentemente, tienen mercado aunque no mordieran en Esquerra ni en CiU: según las encuestas del CEO, el 20% de los independentistas se abstuvo o votó en blanco en 2006.

El mayor apoyo a la independencia se da entre los más jóvenes

La gran novedad es que el independentismo ya no es patrimonio de ERC, partido que abrazó el independentismo a principios de la década de 1990 de la mano de Àngel Colom. Se ha hecho transversal: pese a que la mayoría de los votantes de CiU, el PSC e ICV son autonomistas o federalistas, ya hay una porción significativa de sus votantes que creen que Catalunya debería ser un Estado independiente.

El salto en cuatro años es generalizado: el porcentaje de independentistas entre los votantes de ERC pasó del 35,8% al 53,5% entre 2006 y 2010. En CiU, se dobló: del 13,2% al 26,6%. Aún creció proporcionalmente más en el PSC al pasar del 4,9% al 11,6%. Y en ICV llegó incluso a triplicarse: del 4,7% al 17,3%.

'A lo mejor ERC retrocede en las próximas elecciones, pero paradójicamente el gran éxito estratégico es suyo precisamente porque ha perdido el monopolio del voto independentista', apunta el filósofo y periodista Josep Ramoneda.

El auge del independentismo es aún más claro entre los jóvenes. La franja mayor entre los que se consideran independentistas es la de los que tienen entre 18 y 24 años, que suponen el 31,6% de todos los que quieren un Estado propio fuera de España. Pero incluso entre los jóvenes, la opción mayoritaria sigue siendo la que apuesta por seguir como comunidad autónoma (38,6%), seguido por los partidarios del Estado federal (27,6%) y de la independencia (26,2%).