Público
Público

La indignación en Barcelona se centra en el recorte social

La asamblea debatirá ubicar puntos de información durante el día y levantar la acampada por la noche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los indignados de Barcelona centran sus protestas en los recortes sociales mientras dirimen cómo continuar su queja en el centro de la ciudad. Anoche, la asamblea decidió comenzar a discutir si, a partir del próximo domingo, la plaza de Catalunya se convierte durante el día en un ágora con puntos de información del Movimiento 15-M, pero con una extensión más reducida. Por la noche, desaparecerían las tiendas, las carpas, la acampada. El debate sobre qué hacer se prolongará toda esta semana.

De momento, en Catalunya,la próxima gran reivindicación se llevará a cabo frente al Parlament el día 15, cuando la Cámara apruebe unos Presupuestos que, en opinión de los indignados, conllevan recortes muy injustos con los sectores más vulnerables.

Con el objetivo de mostrar su rechazo a dichas cuentas, los concentrados catalanes aprobaron el pasado sábado acampar frente al Parlament la noche anterior al debate.

Los movilizados en la plaza de Catalunya son conscientes del posible efecto negativo de prolongar su acampada. Empiezan a acusar el cansancio y detectan en la opinión pública un cierto rechazo a la ocupación prolongada del centro de la capital. Por eso, cada vez son más las voces que abogan por desalojar el punto neurálgico de las protestas en Catalunya, aunque antes quieren dejar bien establecidas las bases para que el movimiento pueda continuar en los barrios de la ciudad y en numerosos municipios de toda la comunidad.

Ayer, los indignados que mantenían ocupada la plaza Vinyals de Lleida desde hace 17 días, decidieron acabar la protesta, aunque su intención es mantener las reivindicaciones en otros ámbitos.

Las asambleas de barrio ya están funcionando y también se han constituido las diversas comisiones que coordinan los debates en áreas como Poblenou o Gràcia. 'Lo bueno que tiene estar en la plaza es que sirve como centro de operaciones, pero está claro que la ocupación no puede durar eternamente', opina Eva Martín, portavoz de la comisión de comunicación de la acampada.

Mientras, los concentrados barceloneses se suman a las propuestas de otras zonas de España. Así, en la asamblea informativa de ayer, se propuso sumarse a una gran marcha para extender los planteamientos del Movimiento 15-M al conjunto del país. La idea fue acogida con satisfacción por representantes de diferentes acampadas catalanas, que tal como hicieron el sábado en Madrid, se acercaron ayer a Barcelona para hacer una puesta en común de ideas y acciones a realizar.

Además, para el 19 se ha convocado una manifestación desde la plaza de Catalunya hasta el Parlament y a la que están convocados los indignados de toda Catalunya. Algunas de las asambleas locales han decidido acudir a pie, emulando la Marcha de la Sal de Gandhi, como recordaba Fernando, uno de los portavoces del asentamiento. La comitiva saldría desde Girona, Tarragona o Lleida dos días antes para llegar a Barcelona antes de las cinco de la tarde, cuando comience la manifestación.

Estas propuestas surgieron de la asamblea que el pasado sábado reunió a representantes de las acampadas de diversas comarcas catalanas como el Vallès Oriental, el Maresme, las comarcas pirenaicas, el Baix Llobregat o el Tarragonès.

Los representantes de las comarcas del Pirineu llamaron a los indignados a acudir el próximo 17 de junio a las 18 horas a una concentración frente a la sede del encuentro de empresarios del Alt Pirineu, que tendrá lugar en La Seu d'Urgell (Lleida).

A la reunión, explicó un portavoz de los indignados del Pirineu, asistirán políticos, como el propio president de la Generalitat, Artur Mas, y numerosos empresarios, como el máximo responsable de la compañía aérea Vueling, Josep Piqué, o el máximo dirigente del FC Barcelona, Sandro Rossell.