Publicado: 13.05.2011 08:30 |Actualizado: 13.05.2011 08:30

La indignación contra los recortes llega a la calle

Una plataforma ciudadana celebrará manifestaciones este domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Es una llamada a todas las personas que, como nosotros, están indignadas y enfadadas". Así se refiere la plataforma ciudadana Democracia Real Ya a la convocatoria de las manifestaciones previstas para el próximo domingo 15 de mayo en medio centenar de localidades españolas. El lema, "No somos mercancía en manos de políticos y banqueros", busca expresar el hartazgo ciudadano contra "los desmanes de políticos y de la banca en un contexto de recortes y de ataque al Estado del bienestar", explicó ayer Fabio Gándara, miembro de la plataforma.

Democracia Real Ya, que surgió en internet, se ha desvinculado de partidos políticos y sindicatos, aunque acepta la participación individual de cualquier militante. "Hemos dejado de lado nuestras diferencias ideológicas para fortalecer el movimiento. La sociedad española ha llegado a un punto de inflexión", aseguran. La plataforma cuenta ya con las adhesiones de más de 500 asociaciones y organizaciones, como la Asociación Nacional de Desempleados, la Asociación de Afectados por la Hipoteca, Anonymous o la Asociación por una Tasa sobre las Transacciones especulativas para Ayuda a los Ciudadanos (ATTAC).

Las concentraciones tendrán lugar en medio centenar de localidades

Sus miembros insistieron ayer en destacar su pluralidad: "Somos jóvenes, jubilados, parados, autónomos, estudiantes, profesionales, precarios...". Han recibido además el apoyo de otros movimientos civiles extranjeros de Islandia, Marruecos, Francia y Reino Unido, con los que quieren coordinarse para futuras acciones .

"Queremos devolver el significado a la palabra democracia", aseguró Olga Mikhay-lova, también miembro de la plataforma. Este es precisamente uno de los objetivos de Democracia Real Ya, como su propio nombre indica: aumentar la participación ciudadana en el sistema democrático y cambiar la ley electoral.

Democracia Real Ya se desvincula de partidos políticos y sindicatos

Precisamente porque Democracia Real Ya no quiere quedarse en la expresión de la indignación, han articulado una lista de propuestas "para la regeneración del sistema político y económico". Sus medidas contra el desempleo son el reparto del trabajo mediante el fomento de las reducciones de jornada y la conciliación laboral; bonificaciones para las empresas con menos del 10% de contratación temporal y la imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas que tengan beneficios, entre otras. Abogan por mantener la edad de jubilación en los 65 años, al menos hasta que no haya paro juvenil.

La dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas; la eliminación de la Sociedades de Inversión de Capital Variable (Sicav) o la sustitución de los rescates e inyecciones de capital a las entidades financieras por quiebras o nacionalizaciones mediante las que construir una banca pública son otras de sus propuestas económicas.

En cuanto a la clase política, apuestan por un control estricto del absentismo de los cargos electos y por sanciones en caso de dejación de funciones. "Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones", remarcan. Otro de los objetivos de la plataforma es conseguir servicios públicos de calidad. Para ello sugieren la contratación de personal sanitario y docente para eliminar listas de espera y garantizar el ratio de alumnos por aula. También piden la aplicación efectiva de la Ley de Dependencia y un transporte público y barato.

Los miembros de Democracia Real reiteran el carácter pacífico y no violento de las manifestaciones del domingo, que esperan que sean "masivas" y sirvan para romper "la apatía" social. En Madrid, la concentración discurrirá por el centro de la ciudad hasta la Puerta del Sol, donde habrá actuaciones musicales y el politólogo Carlos Taibo dirigirá unas palabras.

La plataforma aspira a continuar adelante más allá del 15 de mayo mediante otras acciones. Descartan de momento reunirse con partidos políticos o sindicatos. "Queremos constituirnos como un foro ciudadano para articular la voz de la calle", afirman.