Público
Público

Un indignado se querella contra Felip Puig por la carga de los Mossos

Si es admitida a trámite, otros ciudadanos podrían sumarse a la denuncia contra el conseller de Interior de la Generalitat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Angel Badia, uno de los muchas personas acampadas en la plaza de Catalunya, ha presentado este lunes una querella contra el consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, varios altos mandos de los Mossos d'Esquadra y algunos agentes por las cargas policiales del pasado 27 de mayo.

Badia, doctor en Nuevas Tecnologías por la Universidad de Phoenix , considera que fue un ataque 'injustificado y desproporcionado a ciudadanos no violentos'.

Pese a que la querella se presenta con carácter individual, recuerda que es una acción 'abierta y libre' a la que cualquier otro ciudadano puede adherirse, acudiendo con su DNI una vez se admita a trámite la querella a una comisaría o un juzgado.

El abogado que ha presentado la demanda, Josep Jover, explicó en declaraciones a Europa Press que la querella se basa en el procedimiento que, según él, fue equivocado, y se usaron armas no reglamentarias como porras extensibles con bolas de acero. Cree que no puede permitirse todo, y menos a un cuerpo que debe velar por los derechos de las personas.

Sobre el hecho de que los Mossos que participaron en la operación no fueran identificados, Jover consideró que no tiene ningún sentido, ya que, más allá de la ley, en un país no violento como España, los agentes no tienen que esconderse.

Según los querellantes, tanto los agentes que actuaron como sus responsables podrían haber incurrido en delitos de lesiones y torturas y de robo. Jover asegura que ha utilizado para realizar la querella el material que se entrega en la escuela de policías cuando se habla del uso de la fuerza que, según él, es contrario a la actuación del 27 de mayo, que tuvo un balance de 37 agentes heridos de un total de 121 y dos de ellos trasladados al hospital.

A la salida de los juzgados, Jover explicó que es una querella muy técnica para analizar 'qué pasó y por qué, y que permitirá aportar documentación posterior que todavía se está recopilando'.

El alcalde en funciones de Barcelona, Jordi Hereu, reconoció este jueves que todo el operativo policial y de limpieza del pasado día 27 de mayo en la Plaza de Catalunya, con cargas de los Mossos d'Esquadra y más de un centenar de heridos, 'tuvo graves errores'.

Esta es la primera vez que Hereu se pronuncia sobre el operativo policial de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana, aunque en días anteriores en su twitter el alcalde en funciones ya había recordado que su grupo parlamentario había denunciado que 'la conselleria de Interior se había extralimitado'.

En declaraciones a RAC-1, resumidas en un comunicado de la emisora, Hereu afirmó que 'fue una operación que no fue bien, sin duda. La hora, el día, el momento y todo el desarrollo fue erróneo'. 'Si hubiese sabido lo que pasaría lo habríamos evitado', dijo el alcalde, que se hizo corresponsable de la decisión de actuar para limpiar y retirar de la plaza de elementos peligrosos, pero no de la forma en que se hizo.