Público
Público

Un indignado saca los colores a un condenado del caso de los trajes'

Un ciudadano regala en plena calle un traje a Rafael Betoret, condenado por aceptar sobornos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En medio de un apacible aperitivo, regado con vino rosado en una terraza valenciana, uno de los condenados por el caso de los trajes tuvo que probar también el sabor de la indignación ciudadana. Sucedió a principios de octubre. Rafael Betoret, ex alto cargo de la Generalitat y culpable de haberse dejado sobornar por la trama Gürtel, pasaba el rato en un bar rodeado de varios amigos cuando un indignado se acercó hasta él y le ofreció un traje blanco, cuidadosamente colgado de una percha. 'Con mucho cariño, de los indignados', le dijo.

La respuesta de Betoret fue una risa nerviosa y un reproche: 'Qué mala leche tenéis'. Acto seguido, sus compañeros de mesa salieron en su auxilio. 'Dámelo a mí, que no tengo traje', afirmó socarrona la mujer que ocupaba la silla de al lado. 'Es una grosería', concluyó Betoret.

La escena fue grabada a pocos metros por otro indignado y ha acabado colgada en YouTube. Bajo el vídeo figura un rótulo descriptivo: 'Al parecer, el Sr. Betoret ya no agradece los trajes con favores como acostumbraba'.

Rafael Betoret fue condenado en septiembre por cohecho pasivo impropio, tras aceptar 13.499 euros en trajes de empresarios de la trama Gürtel. En el mismo periodo en el que aceptó los regalos, los empresarios obtuvieron importantes adjudicaciones en el departamento en el que el condenado ostentaba un alto cargo.

La sentencia establece que Betoret aceptó los trajes pese a que sabía que le eran regalados porque desde su cargo podía desplegar su 'personal influencia' a favor de los empresarios. Rafael Betoret era uno de los cuatro imputados en el caso de los trajes, pero se autoinculpó para pagar directamente la multa 9.600 euros y evitar el juicio. Este gesto perjudica a otro de los imputados en la misma causa, el expresidente Francisco Camps, que optó por esperar la vista oral.