Público
Público

Los indignados bloquean la Castellana

En protesta porque les cortaron el agua en el Paseo del Prado, donde estaban acampados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de unos cien indignados ha cortado el tráfico en el Paseo de la Castellana durante esta mañana durante aproximadamente veinte minutos. Así lo han expresado muchos de ellos en tiempo real a través de Twitter.

Mientras, varios agentes de policía trataban de dispersar a los implicados, que cortaron la circulación a la altura de la Plaza de Cibeles.

Después de pasar la noche en los jardines del paseo, los acampados se quejan de esta manera por no disponer de agua en las fuentes y bocas de riego de las jardineras para asearse y cocinar.

'¡Cortamos la calle nos han cortado el agua!', protestan los indignados, y afirman que no disponen de agua en todo el paseo desde la noche de ayer.

Mientras tanto, miles de indignados cogen fuerzas para la marcha que esta tarde, a partir de las 18:30 horas, tendrá lugar por las calles de Madrid desde la estación de Atocha hasta la Puerta del Sol, epicentro de las protestas, abarrotada en la jornada de ayer sábado.

En un día cargado de actividades, los indignados han desarrollado diversas comisiones de trabajo en la calle Alcalá desde las 10 de la mañana. El trabajo se ha dilatado hasta pasadas las 11, cuando estaba prevista una asamblea de 'estrategias' que ha sido pospuesta hasta las 14.30 horas, informa Carlos Limón.

La idea de esta reunión es 'conseguir que se realicen' las propuestas generadas en las acampadas y proponer cómo realizar un calendario de actuaciones 'a corto plazo'.

Todo antes de que a las 18.30 horas se ponga en marcha una manifestación con un lema consensuado por las personas que han llegado a Madrid este fin de semana.

Por otro lado, la jornada de ayer fue calificada en las redes sociales como 'un éxito' por la mayoría de los participantes, que no esperaban un número tan elevado de asistentes. Además, los organizadores prevén la llegada de más de 300 autobuses indignados a lo largo de todo el fin de semana.