Público
Público

Los indignados clamarán contra el 23-F... financiero

El 15-M protestará contra el "golpe de Estado de los mercados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Treinta y un años después del intento de golpe de Estado que hizo tambalear la democracia española durante varias horas, los indignados volverán a concentrarse el próximo 23-F en la Puerta del Sol de Madrid. Lo harán en esa plaza, situada a escasos 500 metros del salón de plenos del Congreso de los Diputados en el que irrumpió el teniente coronel Antonio Tejero, para protestar contra otro golpe de Estado, un pronunciamiento 'financiero' que, a su juicio, dieron los llamados mercados cuando el Parlamento aprobó en septiembre de 2011 la limitación del déficit público en la Constitución.

El grupo de trabajo de Economía del 15-M de Madrid, uno de los más activos del movimiento, secunda esta concentración a través de un manifiesto al que ya se han adherido otras asambleas.

Para los miembros de este grupo, 'los mismos representantes del pueblo que hace años se escondieron bajo los escaños', ahora 'traicionan' a la ciudadanía aprobando cambios constitucionales 'sin aceptar el más mínimo debate social y sin aprobación de referéndum'.

Así, consideran que asistimos a un golpe de Estado cuando los responsables políticos 'acatan las directrices de instituciones no elegidas democráticamente', entre las que citan al BCE o el FMI.

Entre los autores de esta asonada 'antidemocrática', los indignados sitúan a los responsables públicos que 'suben los impuestos a los trabajadores mientras permiten el fraude fiscal, bajan los salarios, suprimen los convenios, retrasan la edad de jubilación, degradan las condiciones de trabajo o destruyen la educación y la sanidad públicas'.

En esta línea, los economistas del 15-M también censuran las 'amenazas' que reciben los ciudadanos para aceptar 'políticas neoliberales' como alternativa al 'caos' que, según determinados responsables políticos, supondría no tomar este tipo de medidas.

'¡Basta de mentiras! Esto no es austeridad, no están trabajando para que salgamos todos de esta [...]. Esto no es más que una despiadada transferencia de riqueza del 99% que estamos abajo al 1% que nos pisa', denuncian en el texto.