Público
Público

Los indignados debaten sus estrategias

La propuesta granadina pide elaborar un mapa digital del Estado para coordinar los movimientos de todas las ciudades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de 'tomar' la madrileña Puerta del Sol el sábado por la noche, los indignados se han dirigido al Parque del Retiro para diseñar una estrategia conjunta que ayude a coordinar el movimiento de una forma estatal.

A primera hora de la mañana, a simple vista el Retiro presentaba el ambiente de un domingo cualquiera: jubilados jugando a la petanca, cantautores recordando a Carlos Gardel con sus tangos, niños detrás de las pompas de jabón al lado del estanque...

Sin embargo, detrás del Palacio de Cristal los indignados llegados desde varios puntos de España encendían la mecha de un fuego que continuará con la manifestación convocada a partir de las 18:30 de la tarde con salida en Atocha.

'No somos personas antisistema, son sistemas antipersona', reza una pancarta

Situados en círculos alrededor de un espacio común donde se erigía un cartel para definir la comisión de trabajo, las áreas de coordinación estatal, provincial, comunicación, información, política y análisis del movimiento lanzaban sus propuestas para consensuar una estrategia conjunta.

La propuesta de los ‘indignados' de Granada parece llevarse el gato al agua. La idea del grupo andaluz aspira a la 'unión, integración y coordinación' con un mapa que recoja las propuestas de cada ciudad. O lo que es lo mismo: todas las ciudades españolas en una misma página web donde actualizar las decisiones que se adopten.

Mientras algunas manos se levantan para apoyar la medida, otra 'indignada' recuerda que el 'objetivo debe ser llevar algo a las asambleas'. 'Tenemos la capacidad para organizarnos a nivel provincial', gritan los representantes de Valencia.

A partir de las 18:30, los indignados volverán a caminar por las calles de Madrid con sus mochilas y sus carteles. Los acampados esperan con pancartas que recuerdan que el movimiento sigue vivo: `Es la hora de la verdad', rezaba una, 'No somos personas antisistema, son sistemas anti persona' recuerda otra.