Público
Público

Los indignados denuncian a las agencias de calificación

El movimiento 15M ha organizado un recorrido en el que han pedido responsabilidades  ante las sedes de quienes consideran responsables de la deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En pleno verano, bajo el sol abrasador del mediodía, más de 150 indignados se han concentrado en las inmediaciones del Banco de España para realizar un recorrido por las diferentes sedes de las agencias de calificación de riesgo que se encuentran en Madrid.

A las 12:00 se iniciaba la marcha tras haber entregado en el Banco de España un manifiesto en el que reivindican su postura acerca de la deuda contraída por los Estados. Los indignados consideran que la situación crítica de las arcas públicas ha sido provocada por la temeridad premeditada de las agencias de calificación, mucho más benevolentes con las calificaciones que otorgan a los grandes bancos, y la permisión de las grandes entidades europeas.

Aprovechando que la institución, por ser pública, tiene la obligación de admitir a trámite los documentos de los ciudadanos, han registrado y sellado una copia del manifiesto, que más tarde leerían en cada una de sus paradas reivindicativas, para que llegase a manos del director de la entidad, Miguel Ángel Fernández Ordoñez.

Según el itinerario previsto, los indignados se han colocado a las puertas de Fitch, Standard&Poors y Moody's para denunciar la responsabilidad de estas agencias de rating en lo que consideran un 'endeudamiento orquestado' de los Estados. Unas agencias contra las que el pasado mes de febrero varias organizaciones presentaron una querella criminal ante la Audiencia Nacional que ha sido recientemente intervenida por la Fiscalía Anticorrupción, al no considerar que haya indicios suficientes para la tramitación de la demanda. 

Y ha habido espacio para la espontaneidad. A su paso por las sedes de Barclays y la Comisión Europea, los indignados se han detenido para leer también allí su manifiesto. Además, continuando con la iniciativa que ayer llevaron a cabo un grupo de indignados, que decidieron aparcar su vestimenta habitual para pasar desapercibidos como activistas e introducirse en el Congreso, varios de ellos se han 'puesto guapos' para la lectura del texto.

También ha estado allí el profesor de economía de la Universidad Complutense de Madrid, Jorge Álvarez, que ya había ofrecido una conferencia en el I Foro Social del Movimiento, celebrado el pasado lunes en el Parque del Retiro. A él se le ha pasado el megáfono a su llegada a la agencia S&P para que leyese el manifiesto.

El momento artístico de la jornada se ha producido justo después, cuando han realizado una pequeña performance. Tumbados en el suelo, las decenas de indignados se han dejado arrollar por un euro gigante de poliespan, en lo que pretendía ser un acto simbólico. 

Los miembros del movimiento, escoltados por la policía durante el recorrido, han comunicado a Público.es que su relación con ellos ha sido cordial en todo momento y que incluso han reivindicado sus derechos, que 'pueden verse perjudicados por los recortes públicos que augura el Pacto del Euro', ha afirmado un portavoz de la comisión madrileña de economía.