Público
Público

Los indignados denuncian con una cacerolada que #LaCaixaEsMordor

El 15-M barcelonés ha vuelto a concentrarse tras el desalojo de la acampada esta noche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 200 indignados han vuelto hoy a protestar frente a la sede de La Caixa, situada en la avenida Diagonal de Barcelona, después de que los Mossos d'Esquadra desalojaran esta madrugada a los acampados ante esta entidad bancaria.

Al igual que hicieron ayer durante más de once horas, los indignados del movimiento 15-M han celebrado una sonora cacerolada con todo tipo de objetos metálicos para protestar contra la banca, mientras que muchos conductores que pasaban por la zona se han sumado a las reivindicaciones haciendo sonar la bocina de sus vehículos.

Los indignados también han aprovechado los momentos en que los semáforos estaban en rojo para desplegar sus pancartas en los pasos de peatones de la transitada avenida barcelonesa. En las pancartas, se han podido leer consignas contra los bancos como "No más tóxicos. Que nos devuelvan nuestro dinero" o "Pitale a la banca".

La protesta ha sido vigilada por un gran despliegue de Mosos d'Esquadra

Del mismo modo que ocurrió ayer, la protesta ha sido vigilada por un gran despliegue de agentes de los Mossos d'Esquadra, que, sin embargo, hoy no han vallado los accesos a las dos torres donde tiene su sede La Caixa.

La concentración se ha desarrollado, hasta el momento, sin incidentes, ni alteraciones de tráfico, que discurre con normalidad.

Tras esta cacerolada, ha comenzado una nueva asamblea en la que se volverán a poner sobre la mesa las propuestas de continuidad para el movimiento del 15M, tras la conmemoración de su aniversario el pasado martes.

La difusión de esta convocatoria ha estado, como suele ser habitual, apoyada en las redes sociales, con carteles que identifican el banco La Caixa con Mordor, la tierra del enemigo de los protagonistas de la obra de ficción de J.R.R. Tolkien, 'El señor de los anillos'. De hecho, #LaCaixaEsMordor ha sido el hashtag mediante el que los indignados han seguido y difundido la convocatoria en la red social Twitter.

El pasado 15 de mayo, los indignados reunidos en Barcelona con motivo del aniversario del movimiento decidieron realizar un "juicio popular" a La Caixa, por "robar a la gente y ser uno de los causantes de la crisis enriqueciéndose con la deuda de países como España y Catalunya y financiando empresas que van claramente contra el medio ambiente o el derecho universal de las personas", explican en su web.