Público
Público

Los indignados no se resignan a dar por perdido Sol

Miles de indignados cortan el centro de Madrid para tratar de volver a Sol y rodean la plaza por las calles aledañas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los indignados vuelven a la carga. Ayer, tras el intento infructuoso de miles de personas de entrar en la madrileña Puerta del Sol, para protestar por los desalojos de aquella madrugada , los indignados realizaron una manifestación improvisada por las calles aledañas. La marcha se saldó con dos detenidos, acusados de desórdenes públicos, que mañana pasarán a disposición judicial.

Después, ante la imposibilidad de entrar en el Kilómetro Cero, se reunieron en asamblea en la plaza Mayor. Una veintena decidió acampar hasta ser desalojadas de nuevo por la policía esta mañana.

Hoy los indignados han intentado de nuevo recuperar Sol. Un cordón policial ha cortado los diferentes accesos al Kilómetro Cero desde las 18:15 horas mientras que, igual que ocurrió ayer, los trenes de metro y cercanías no han efectuado parada en Sol desde las 18:00 horas.

Tras unirse a la marcha de Atocha los indignados han recorrido el centro de Madrid

Después de intentar sin éxito el acceso a la Puerta del Sol, cerca de doscientos indignados han acudido a la plaza Jacinto Benavente, donde han celebrado una asamblea para valorar la situación y discutir acciones futuras.

Entre las propuestas han hablado de eliminar las infraestructuras como la que venían manteniendo en Sol hasta su desmantelamiento hace dos días. 'El movimiento 15-M no es algo físico', ha dicho un indignado, que ha propuesto que el punto de información esté formado en el futuro por personas individuales, identificados con una 'i', sin estructuras de ningún tipo.

Otra propuesta ha sido cambiar la hora de las concentraciones para los próximos días. En lugar de convocarlas a las 20:00 horas, como hasta ahora, pretenden hacerlo a medio día debido a que el posible desalojo se haría más complicado de efectuar. La próxima asamblea ha sido convocada el próximo domingo, 7 de agosto, también en la plaza Jacinto Benavente aunque aseguran que, si les dejan, se reunirán en Sol.

Los indignados presentes en la asamblea han insistido en la necesidad de aunar esfuerzos para que el movimiento no se desintegre. Han decidido dirigirse a Atocha para unirse a una manifestación convocada por afectados de los derribos y desalojos de Puerta del Hierro y que tiene previsto terminar en Sol.

Ya en la glorieta de Atocha más de dos mil personas han cortado el tráfico y se han dividido en dos grupos. Uno de elllos, de aproximadamente un millar de personas, se ha dirigido a la sede de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo para protestar por los derribos de Puerta del Hierro.

El otro grupo, de cerca de mil quinientos indignados, ha avanzado por el Paseo del Prado hasta el Congreso. La policía les ha impedido el avance y han permanecido en un lateral del edificio, coreando consignas como 'la voz del pueblo no es ilegal' o 'libertad de expresión'.

Entre las pancartas, muchas dirigen sus críticas hacia la visita del Papa y pueden leerse lemas como 'Papa, okupa, viola bolsillos y conciencias' o 'En Valencia y Madrid, con el Papa abusos mil', informa Maite Iniesta. 

Tras cortar la Gran Vía se han dividido en grupos en los alrededores de Sol

Tras recorrer la calle Alcalá, cerca de tres mil han cortado la Gran Vía y después de pasar por la plaza de Callao han avanzado por la calle Preciados. Al llegar a Sol se han vuelto a encontrar el mismo cordón policial que a primeras horas de la tarde, por lo que han hecho una sentada a lo largo de Preciados. 'Soltad las armas, estáis rodeados' y 'Desalojad la acampada policía' son algunas de las consignas que se oyen.

La improvisada manifestación se ha dividido en varios grupos que han recorrido los alrededores de Sol. En la calle Preciados los indignados, tras hacer una sentada, han decidido avanzar con pasos muy cortos hacia la plaza hasta entrar en contacto con el cordón policial. Entonces, en los momentos de mayor tensión de la jornada, los agentes han golpeado al los manifestantes de las primeras filas con sus propias manos. Dos manifestantes han tenido que trasladar en volandas a un tercero tras recibir un puñetazo de un agente en el estómago. Otra chica ha denunciado haber sido golpeada en la cara, informa Maite Iniesta.

Hay que recordar que, según las instrucciones de la Delegación de Gobierno en Madrid , la policía tiene que mantener a los indignados fuera de Puerta del Sol sin hacer uso de los equipos antidisturbios. Tras los momentos de tensión los indignados han coreado 'idos a casa, nosotros vigilamos' y 'que se besen'.

 

Las protestas han culminado en una asamblea en plena Gran Vía

En el acceso de la calle Carretas la situación se ha mantenido también en calma la mayor parte del tiempo. Varias personas comenzaron a zarandear una lechera y en seguida un gran número de indignados les increpó y les hizo deponer su actitud.

Al filo de la medianoche, cerca de un millar de indignados se ha reunido en asamblea en plena Gran Vía, cortando todos los carriles, con el objetivo de discutir las acciones que realizarán durante la noche y los próximos días. Entre las propuestas se ha oído tomar la plaza de Oriente y la Almudena, así como concentrarse todos los días en los accesos a Sol hasta conseguir entrar.

En otras ciudades del país, como Sevilla, León, Bilbao o Vitoria,  se han convocado concentraciones de apoyo para esta tarde. En Valencia planean incluso construir un punto de información, como el que han desmantelado en Sol, en la que han bautizado como la plaza 15 de Mayo (la plaza del Ayuntamiento).

Los indignados de Barcelona han celebrado a las 17:00 horas una asamblea en la plaza de Catalunya para decidir las acciones de apoyo a los madrileños.