Público
Público

'Indignados' contra violentos

Los manifestantes del 15-M de Barcelona se defienden de las acusaciones por la violencia vivida ayer ante el Parlament

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un día después de la jornada vivida en el Parlament de Catalunya, los 'indignados' de toda España siguen mostrando públicamente su rechazo ante cualquier acto o expresión de violencia dentro del movimiento 15-M.

Tras la tensión vivida ayer cuando miles de 'indignados' intentaron impedir el debate de totalidad del Presupuesto de la Generalitat, el movimiento no tardó en condenar la actitud violenta de algunos de los manifestantes frente a los diputados catalanes y los medios de comunicación. Un total de 45 heridos leves, 14 de ellos policías, para resumir un día que rápidamente fue condenado de forma unánime por la institución y todas las fuerzas parlamentarias.

Los 'indignados' del 15 de mayo y de Barcelona en particular, mostraron públicamente con la lectura de un comunicado su desacuerdo ante lo ocurrido, con lo que se desmarcaron de toda violencia y reafirmaron el carácter 'pacífico y no violento' de la protesta.

Desde la acampada se sol, se dio a conocer un comunicado en que se defendía 'la desobediencia civil no violenta',  por lo que en el movimiento sólo caben 'prácticas pacíficas'.

Hoy se han podido conocer diferentes vídeos en los que se demuestra, tal y como han dicho los 'indignados', que en el momento de la concentración de ayer en el Parlament y las calles aledañas, se produjo ya una diferencia clara entre los manifestantes. Eran los propios 'indignados' los que reprochaban a sus compañeros su actitud violenta con gritos de 'no les peguéis, no les toquéis', haciendo referencia a la policía. Entre gritos que pedían el freno de la violencia, los manifestantes se sentaron para continuar su protesta pacífica bajo el lema 'estas son nuestras armas' enseñando las palmas de las manos a los efectivos de antidisturbios.

Unos hechos lamentables desde el punto de vista del propio movimiento, que se desliga de la actitud mostrada a lo largo de la mañana de hoy en las concentraciones ante el Parlament de Cataluña y de Valencia.