Público
Público

Otro indulto facilita a Montes Neiro su salida de la cárcel

Soraya Saénz de Santamaría precisa que es la Audiencia Provincial "la que deberá llevar a cabo la liquidación" de la condena del preso más antiguo de españa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es posible que pase 'perfectamente' un mes y que Miguel Montes Neiro, que asegura ser el preso común más antiguo de España, siga aún en la cárcel, según informó ayer su abogado a este periódico. Pero la razón será ya una mera cuestión burocrática: el tiempo que lleven los trámites para poder ejecutar el indulto definitivo que le sacará de prisión tras meses de protestas con huelgas de hambre incluidas. Ayer, justo el mismo día que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó dos indultos parciales concedidos el pasado 16 de diciembre por el anterior Gobierno socialista, el nuevo Ejecutivo del PP aprobó perdonarle otra condena que le quedaba de 13 años por robo con violencia e intimidación y detención ilegal, cometido durante una fuga.

'Ahora será la Audiencia Provincial de Granada la que llevará la correspondiente liquidación de condena y la revisión de su situación procesal', afirmó ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, informa Europa Press.

Los trámites para abandonar la prisión pueden durar varias semanas

La familia de Montes Neiro, de 61 años, no daba crédito a la noticia, sobre todo después de la decepción que arrastraba por no haber podido lograr ni siquiera un permiso especial para que pasara con ellos la Navidad. 'Me ha llamado Ignacio Uriarte (diputado del PP). Estamos tan contentos que no sabemos ni qué hacer. No sabemos si irnos a la puerta de la prisión, hacer una fogata y liarnos con una manta a esperar a que salga. Estamos locos de contentos porque ahora sí es de verdad. El indulto que le dio el PSOE no sirvió para nada', explicó por teléfono a Público Encarnación, hermana de Montes Neiro.

Con las medidas adoptadas por el anterior Gobierno socialista se le perdonaba, por una parte, una pena de cuatro años y medio por un delito de robo en grado de tentativa, otro de tenencia ilícita de armas y otro de detención ilegal, a condición de que no volviera a cometer delito doloso en cuatro años. Y, por otra parte, Montes Neiro se libraba de una multa por una falta de respeto a la autoridad o a sus agentes, a condición de que no volviera a cometer delito doloso en dos años.

A las seis y media de la tarde, Encarnación todavía no había podido hablar con su hermano, preso en la cárcel granadina de Albolote. '¡Lo que quiero es que se entere!', insistía emocionada y agradecida con todas las personas que han ayudado a su hermano. La opinión pública se volcó con este caso muy especialmente después de que el anterior Ejecutivo socialista concediera el indulto al banquero Alfredo Sáenz.

La decisión queda ahora pendiente de la Audiencia de Granada

Clamor social

El diputado Uriarte, que felicitó a Mariano Rajoy por hacerse eco de este 'clamor social', abogó por adaptar la ley para que los presos sin 'delitos de sangre' dejen la prisión tras 30 años en la cárcel, informa Europa Press. 'Creo que Miguel sabrá aprovechar la oportunidad que le da el Gobierno', añadió.

Montes Neiro, que tendría que salir de la cárcel en 2021 si no se le hubieran concedido los indultos, ingresó por primera vez en prisión en 1966. Diez años después comenzó a encadenar condenas, ninguna por 'delitos de sangre'. En todo este tiempo, se ha fugado en hasta ocho ocasiones, la última en 2009, aprovechando un permiso por la muerte de su madre.