Público
Público

La industria del motor suspende 2.000 empleos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis está resultando mucho más cruda de lo esperado para el sector de la automoción, que ha anunciado reajustes en la producción. Ford y General Motors suprimirán de forma temporal unos 2.000 empleos, y Seat y PSA recurrirán a medidas de flexibilidad para evitar despidos.


La dirección de Ford de Almussafes (Valencia) presentará un expediente de regulación de empleo temporal. Afectará a entre 1.200 y 1.300 trabajadores, que abandonarán su puesto durante tres meses, a partir del 29 de septiembre y hasta enero, cuando se iniciará la producción del nuevo Ford Ka. La reestructuración se lleva a cabo tras recortar de 1.400 a 1.050 la fabricación diaria del Ford Focus por el inesperado descenso de la demanda, explicaron fuentes de la automovilística.


General Motors suprimirá en Figueruelas (Zaragoza) 600 puestos de trabajo, al paralizar la línea dedicada al Meriva y Combo. Los despidos se harán efectivos en noviembre, con el objetivo de volver a contratar a la plantilla en octubre de 2009, cuando empezará la producción del nuevo Meriva, que se ha decidido adelantar tres meses. 'Intentaremos negociar medidas de flexibilidad para evitar el expediente', explicó ayer el secretario de la sección de CCOO, Antonio Carvajal.


Seat anulará el turno de noche de la línea 2 -que fabrica el Altea, León y Toledo- a partir del día 22. La creación de un nuevo turno en la línea 3 para fabricar el nuevo Exeo no será suficiente, y la reorganización implicará 450 puestos sobrantes. Pero no habrá despidos porque la plantilla se redistribuirá en el resto de cadenas de montaje y se recurrirá a medidas de flexibilidad como la bolsa de horas. Este sistema contabiliza las horas que se dejan de trabajar, que luego se recuperarán cuando la factoría tenga necesidad de aumentar la producción. De esta forma, se mantienen los puestos de trabajo y los salarios.


Algo similar ocurrirá en la planta de PSA de Vigo, cuya producción ya descendió un 12% en los primeros seis meses del año. En septiembre ha paralizado una línea los viernes, lo que supone 4.000 coches menos y reducirá el número de horas del turno de noche. 'Las medidas de flexibilidad permitirán evitar despidos', explicó un portavoz.
Nissan aseguró ayer que mantiene la producción, pese a admitir que si el mercado sigue su evolución negativa pueden producirse recortes.
El sector representa el 5% del PIB y ofrece 70.000 empleos directos. Los sindicatos rechazaron los expedientes y alertaron que el descenso de la producción tendrá consecuencias sobre el sector auxiliar. Ante la caída de ventas en España (superiores al 20%) los fabricantes habían asegurado que el empleo no peligraba porque el 82% de la producción se destina a la exportación. Pero los principales mercados también tambalean. Las ventas han bajado el 25% en Italia, el 7,6% en Francia, y un 10% en Alemania y Reino Unido.