Público
Público

La industria sí para en todas partes

Los sindicatos logran movilizar masivamente a los trabajadores de los polígonos de las fábricas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La huelga triunfó en la industria. Los sindicatos mostraron su gran influencia sobre la actividad secundaria, y en especial la del automóvil, que representa cerca del 8% del PIB, y que mayoritariamente paró máquinas. Los sindicatos cifraron en un 88% el seguimiento.

En Catalunya, donde se concentra cerca del 25% de toda la actividad industrial de España, la producción se interrumpió con la entrada del turno de noche del martes. Los 13.000 empleados de Seat, los 2.800 de Nissan y los de sus principales proveedoras pararon al 100%. Tampoco hubo actividad en Alstom, Siemens, Sony, General Cable y las principales empresas cárnicas. Los polígonos de Zona Franca y el Petroquímic de Tarragona notaron de la misma forma la convocatoria de huelga general. Sólo los empleados de administración intentaron entrar para ocupar su puesto, si bien los piquetes impidieron en muchos casos el acceso. Muchos directivos, conscientes de que sólo una minoría de sus empleados, los de oficinas, acudiría a trabajar, optaron incluso por recomendar no personarse para evitar incidentes. Los sindicatos respetaron el acceso de los trabajadores que debían cubrir los servicios mínimos. La falta de actividad industrial se notó en Catalunya por la caída de un 25% del consumo eléctrico.

Huelga mayoritaria en el sector de automoción, que aporta el 8% del PIB

Lo mismo ocurrió en Andalucía. Pararon al 100% las tres grandes fábricas del sector de automoción andaluz, la de componentes electrónicos de Cádiz, Visteón; la de cajas de cambio que Renault tiene en Sevilla; y los 2.000 trabajadores de Valeo Iluminación. La planta se ubica en Martos, el mayor polígono industrial de la provincia de Jaén, donde la actividad cesó casi en su totalidad.

En la bahía de Cádiz, la suma de trabajadores industriales que hizo huelga superó los 8.000 contando los de las tres factorías de Navantia, la de MP, la de Gadir Solar, Oetiker, las dos de Alestis y la de Airbus Military. Tampoco en Sevilla hubo ayer producción en las dos plantas de Airbus, ni en el Polo Químico de Huelva ni en el de Algeciras, donde están las refinerías y los 2.300 trabajadores de Acerinox.

La factoría de Ford en Almussafes (Valencia) no pudo producir un solo vehículo desde el turno de noche del martes, en una de las huelgas 'más concienzudas y tranquilas que ha realizado la plantilla', según el secretario general de UGT, Carlos Faubel.

Sólo en Euskadi no hubo seguimiento por el desmarque de ELA y LAB

Lo mismo ocurrió en las grandes industrias gallegas. No hubo producción en la planta de Citroën Vigo, con un seguimiento casi del 100%. En Zara Logística tampoco hubo actividad.

Por el contrario, la incidencia de la huelga en Euskadi fue mínima porque la mayoría sindical vasca (ELA y LAB), que hizo su propia convocatoria el pasado 29 de junio, no se sumó a la protesta.

Según el Gobierno vasco, tuvo un seguimiento de 'menos del 10%' en el metal, el principal sector industrial de Euskadi, mientras que en las empresas privadas varió entre el 3% y el 60%. CCOO y UGT destacaron el apoyo registrado en compañías de la margen izquierda del Nervión, como la miniacería ACB y el astillero de La Naval, donde la mitad de sus trabajadores secundaron el paro. Tanto los sindicatos como el Gobierno vasco destacaron la práctica ausencia de incidentes a lo largo de la jornada en Euskadi.