Público
Público

Inés Sabanés: "Éste es el momento de las políticas y no de los aparatos"

La candidata 'gasparista' sostiene que todas las alianzas deben explicarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nunca durmió mucho. Apenas cuatro o cinco horas diarias, pero estos días Inés Sabanés (Lleida, 1953) se confiesa “agotada”. A la portavocía de IU en la Asamblea de Madrid, se le ha sumado la rueda interminable de reuniones a una, a dos, a tres bandas. La lucha para que la mayoría que hasta ahora sostenía IU no pierda peso, cuente y ayude a tejer la unidad.

¿No será difícil convencer de que el divorcio existente pasa a ser matrimonio?

Puede, pero es la tarea más inmediata. Clarificar, fijar las posiciones y diseñar un programa. Que nos entiendan fuera y sellemos la tregua interna.

Su ‘familia’ ha controlado IU ocho años. ¿Qué errores no se pueden repetir?

Los resultados electorales tan desastrosos hablan de fallos muy serios y hemos tomado nota. Faltó convivencia interna y capacidad para hacer visible nuestra alternativa.

¿Estuvieron tan cerca del PSOE que se quemaron?

La legislatura pasada fue muy compleja, con una derecha tan montaraz que crispó la vida política, polarizó la sociedad y dificultó que se nos viera. Con todo, nos esforzaremos en aclarar las alianzas y poner por encima de ellas el proyecto y su soberanía.

También está en cuestión, por ejemplo, que Ezker Batua gobierne con el PNV. ¿No les quitó votos eso?

No lo vemos así nosotros. Pero la asamblea es el marco apropiado para replantearse la estrategia de alianzas.

¿Qué le mueve a competir por el liderazgo de IU?

No soy osada concursante. Que encabece una lista no se liga forzosamente a la coordinación. He dicho alto y claro que si hay una posibilidad de superación y de consenso, me retiraría de inmediato.

¿Qué no le gusta de sus rivales, Lara y Nuet?

Son compañeros magníficos, no entraré a desacreditarlos. Éste es un proyecto a favor de una IU abierta y lo defenderemos como el más potente.

Se lo formularé de otro modo: ¿qué ofrece distinto de lo de sus colegas?

Pongo mis 12 años de experiencia de contacto con los ciudadanos, en el Congreso, en el Ayuntamiento de Madrid y ahora en la Comunidad. Me he esforzado para que el trabajo en las instituciones esté cercano a la calle y a la vez se comunique con IU, que se retroalimente. No sólo teorizar, sino construir. Hacer. Y éste es un momento de salir al exterior, la hora de las políticas, no de los aparatos. Me considero muy orgánica, pero no de aparato.

¿Les pesa demasiado la herencia de Llamazares?

No negamos de dónde provenimos, qué representamos, pero ahora somos autónomos. Queremos una IU abierta a la sociedad, no excluyente, soberana, que piense en los trabajadores y en la transformación de este modelo económico.

¿Temen que si gana el PCE arrecie la involución?

No contemplo regresiones. Para eso buscamos la unidad, el relanzamiento del proyecto.

Pero si hablan de IU abierta, es porque ven una IU cerrada, una posible IU del PCE.

Aquí no sobra nadie. Todos somos determinantes y debemos estar, también el PCE.

¿Qué prioridades tiene?

Combatir este modelo en alianza con la sociedad e impulsar el proceso constituyente de IU. Interior y exterior.

¿Cabe salirse de IU?

No lo he contemplado, jamás.