Público
Público

El informe sobre el accidente de Spanair es "ofensivo" y "sangrante"

El decano de COPAC ha anunciado que promoverá una revisión independiente del informe con un equipo de expertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de la Asociación de Afectados por el accidente de Spanair, Pilar Vera, ocurrido en agosto de 2008, ha denunciado el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC). Es 'sangrante' porque 'oculta la verdad', además de ser el 'fracaso institucional más rotundo de la historia', ha denunciado la presidenta. 

Para Vera, las conclusiones extraídas en el informe han provocado la 'pérdida de confianza' por parte de las víctimas con respecto al Ministerio de Fomento, además de estar 'escandalizadas' ante la 'despreocuación' gubernamental.

Así, tanto para la Asociación de Afectados como para el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC), las conclusiones presentadas a los medios de comunicación el pasado viernes 'no profundizan en cuestiones fundamentales' y 'no cumplen' con la finalidad de mejorar la seguridad aérea y prevenir futuros accidentes.

Ambas entidades entienden que la investigación se ha centrado únicamente en el 'último eslabón de la cadena', que son los pilotos que dirigían el aparato accidentado, 'obviando' al resto de partes que cooperaron en que la tragedia se produjese.

Por ello, el decano de COPAC, Luis Ignacio Lacasa, ha anunciado que promoverá una revisión 'independiente' del informe con un equipo de expertos que analizarán las circunstancias del accidente para delimitar las responsabilidades.

'La revisión, que estará concluída para finales de este año, se hará pública y se enviará a la Comisión de Fomento en el Congreso y a la Ciaiac', señaló Lacasa, quien agregó que el informe presentado por la Comisión es 'tendencioso, incompleto, deficiente y parcial'.

El vocal de la asociación José Pablo Flores, y experto en Emergencias, criticó la resolución del informe que alude a la buena praxis de los servicios de emergencias del aeropuerto de Madrid-Barajas en cuanto a la ayuda y atención a las víctimas minutos después de que el aparato cayese.

'Es ofensivo que en unas de las conclusiones se diga que la actuación fue buena cuando estuvimos 40 minutos desangrándonos', alegó Flores.

En ese sentido, criticó que no se hayan tomado las medidas necesarias en el caso de que ocurra un nuevo accidente en el aeropuerto madrileño, y adelantó que, ante otra catástrofe, seguirían las mismas deficiencias que las existentes en el verano de 2008 con el vuelo JK5022.