Público
Público

Un informe policial dice que la Gürtel' pagó una moto a Costa

'El Bigotes' compró dos vehículos que usaron el diputado del PP y el ex director de Canal 9, según la investigación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un informe policial recién incorporado al sumario Gürtel asegura que la trama corrupta compró en 2008 una moto y un coche para uso respectivo de Ricardo Costa, entonces secretario general del PP valenciano, y Pedro García Gimeno, director de la cadena autonómica Canal 9 hasta agosto de 2009. Las nuevas revelaciones policiales agravan la situación de Costa, ya imputado por cohecho impropio (soborno) tras recibir ropa regalada por la red corrupta. El informe también estrecha el cerco en torno a García Gimeno, que dirigía la Radiotelevisión Valenciana cuando la cadena pública adjudicó contratos millonarios a empresas vinculadas a la Gürtel para la cobertura de la visita papal de 2006.

Fechado el 6 de octubre, el informe dedica un apartado a Costa que, tras casi un año de silencio y suspensión de militancia, se reestrenó ayer en las Corts una vez rehabilitado. Y ese apartado dice que el diputado disfrutó de un roadster una moto de tres ruedas Can Am Spyder que costó 14.961 euros. La moto fue comprada en mayo de 2008 a nombre de Orange Market, la empresa que dirigía Álvaro Pérez, el Bigotes. Y su precio se abonó por transferencias. Pero al registrar la sede de Orange Market, la policía encontró un post-it adherido a una carta de la aseguradora de la moto. En el post-it había una nota: 'Seguro original entregado a Ricardo el 21-7-08' .

'Seguro original entregado a Ricardo', se leía en un post-itde la trama

La Brigada de Blanqueo considera que ese Ricardo es Ricardo Costa, tal como prueban sostiene el informe las conversaciones intervenidas a la trama. Sus miembros solían referirse a Costa como 'Ricardo'. Hay un segundo elemento que los investigadores esgrimen en apoyo de sus tesis: en su edición del 13 de octubre de 2009, el diario Levante publicó que Costa había sido visto en el circuito de Cheste (Valencia) conduciendo una Can Am Spyder. Y que esa moto, de color blanco y negro, era muy similar a otra utilizada por Álvaro Pérez, esta con carrocería amarilla.

Ayer, este diario preguntó a una portavoz de Ricardo Costa si el ex número dos del PP valenciano utilizó en algún momento la moto Can Am Spyder con matrícula 9891 GDV. La portavoz respondió así: 'Costa no ha hecho uso nunca de un vehículo que no haya sido costeado por él'. Este periódico insistió varias veces a la fuente para que confirmase si eso significa que Costa jamás utilizó la moto matriculada con la numeración y las letras antes reseñadas. La portavoz se atrincheró en la respuesta genérica dada por el diputado valenciano, ahora coordinador de economía del PP en las Corts.

En 2009, a los pocos meses de haber estallado el caso Gürtel, ya trascendió que la trama había gestionado la compra de un coche de lujo para Costa. En una de las conversaciones intervenidas por orden judicial, la policía captó cómo Pablo Crespo, lugarteniente de Francisco Correa, le hacía una pregunta a Álvaro Pérez: '¿Ricardo ya sabe cómo quiere el coche?'. El responsable de Orange Market respondió así: ' Sí, igual que tú, lo que no sabía era el color'. Y Pablo Crespo dio la siguiente réplica: 'El color externo, para hacer el pedido hay que saberlo'.

Un portavoz de Costadice que el diputado no usa vehículos que no ha pagado

Si en el caso de Costa los principales indicios son un post-it y una información periodística, en lo que respecta al ex director general de Canal 9 puede afirmarse literalmente que lo cazó la policía. La Policía Local, que fue la que a las 17.28 del 24 de agosto de 2008 multó a García Gimeno cuando conducía el Mini Cooper 'utilizando un dispositivo de telefonía móvil con las manos'. Eso se lee en el boletín de denuncia. Y eso ratifica que era el director de Canal 9 el usuario del Mini Cooper Cabrio por el que Álvaro Pérez había 31.000 euros en metálico.

La policía considera 'significativo' que el coche nunca llegara a estar a nombre del Bigotes. Los agentes encargados de la investigación creen que la trama intentó ocultar la compra.

Y consideran que el concesionario que el 4 de enero de 2008 había vendido el Mini al Bigotes también intentó despistarlos. El informe relata que, en una primera versión, los responsables del establecimiento aseguraron que el Mini siempre había estado 'expuesto para la venta'. Cuando la Brigada de Blanqueo apretó las tuercas, el gerente del establecimiento dijo que el Bigotes lo había adquirido alegando que lo quería como 'regalo a su mujer'. En mayo de 2009, tres meses después del estallido del caso Gürtel y cuando ya se investigaba en Valencia el caso de los trajes, el Mini pasó a ser propiedad del padre de un empleado de Orange Market. Según el informe, la trama utilizó ese concesionario para 'aflorar' dinero negro de Orange Market.