Público
Público

Inglés, francés y un poco de "alemán turístico"

Sorprendió mucho verlo charlar con Gordon Brown sin utilizar intérprete. El candidato ha bromeado en público sobre su manejo del alemán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

var niceParameters = new Array();niceParameters['width'] = 720;niceParameters['height'] = 404;niceLivePlayer("video_player",niceParameters);

Si las opciones de victoria en unas elecciones se midieran por el conocimiento de idiomas y no por lo que dicen todas las encuestas, Alfredo Pérez Rubalcaba lo tenía chupado el 20-N. Por desgracia para él, saber inglés, francés y 'alemán turístico' (son sus palabras) es una garantía para viajar por el extranjero sin necesidad de intérprete, pero no para sumar votos en unas elecciones. En su biografía oficial pone lo siguiente: 'Habla castellano, inglés y francés con fluidez, y tiene conocimientos de alemán debido a que trabajó en la Universidad de Constanza (Alemania)'. Que Rubalcaba bromee a costa de sí mismo en relación a sus 'conocimientos de alemán' es síntoma de que se siente seguro en este terreno, pues en general la gente prefiere no entrar en detalles sobre lo que significa exactamente 'tener conocimientos' de un idioma extranjero.

En realidad, casi nadie sabía que este país tuviera un candidato a presidente que hablara nada menos que dos idiomas y medio. La prueba de ese desconocimiento la tuvimos hace apenas un mes, durante la III Conferencia de Progreso Global organizada por la Fundación Ideas, cuando se pudo ver a Rubalcaba charlar de manera coloquial y hasta confianzuda con el expremier Gordon Brown. Hay una foto de ese día en que se ve a Brown riendo casi a carcajadas, mientras Rubalcaba le cuenta algo que evidentemente debía de ser muy gracioso. Perteneciendo ambos a la izquierda es seguro que en ese momento no hablaban de política.

Sorprendió mucho verlo charlar con Gordon Brown sin utilizar intérprete

Toda la prensa normal se sorprendía gratamente de que España tuviera un candidato capaz de hablar sin intérprete. Le ocurrió a esa prensa lo mismo que a los periodistas deportivos el día que se toparon de frente y sin previo aviso con un deportista nacional hablando en inglés. Aquel fue un día grande. Aunque ellos no lo sepan, tipos como Fernando Alonso o Pau Gasol han hecho mucho más por la autoestima de este país hablando inglés con fluidez que ganando mundiales con la gorra.

La resistencia de Rubalcaba a revelar cosas personales de su biografía hace difícil precisar cuánto tiempo ejerció como profesor en el extranjero el entonces licenciado en Ciencias Químicas, aunque se sabe que lo hizo en la Universidad francesa de Montpellier, que es de las más antiguas de Francia, y en la de Constanza, que es de las más jóvenes de Alemania. En esta última tampoco debió de estar mucho tiempo, teniendo en cuenta que sólo pudo aprender alemán turístico.

El candidato ha bromeado en público sobre su manejo del alemán

Es obvio, pues, que si el debate del otro día entre Rajoy y Rubalcaba hubiera tenido lugar en la BBC o incluso en France 2, el candidato socialista habría arrasado. Como no fue el caso, el resultado del combate fue más bien incierto. Rubalcaba tiene a favor los idiomas, pero Rajoy tiene a favor las encuestas. Mientras el primero se las arregla solo con los mandatarios extranjeros, el segundo necesita ayuda. Lo raro es que los estrategas del PP no le hayan echado ya en cara a Rubalcaba que sabiendo tanto idioma no favorece nada la creación de empleo en el castigado colectivo de los traductores e intérpretes.