Público
Público

La iniciativa política de Teresa Forcades y Arcadi Oliveres entra este domingo en una segunda etapa

Presentarán su llamamiento a un proceso constituyente en un acto central, que pretenden que sea multitudinario, al pie de la montaña de Montjuic, en Barcelona.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Su propuesta ha recorrido hasta ahora “bastante camino” dicen. Han celebrado actos en 90 pueblos y ciudades de toda Catalunya, en muchos de las cuales se han constituido asambleas en torno al Procés Constituent. Explican que se han organizado también en diversos grupos sectoriales, como Sanidad, Educación, Inmigración….

Lo que pretenden es que el programa de ruptura política que han lanzado, al que hasta el momento se han adherido cerca de 45.000 catalanes, sea asumido por sectores mucho más amplios de la ciudadanía, en una fase que califican “de consolidación”.

Piensan que “el malestar generalizado” que existe en la sociedad catalana puede dar lugar a una “propuesta política”. La monja Teresa Forcades y el economista y activista social Arcadi Oliveres insisten una y otra vez en que no tienen intención de acceder a cargo alguno ni de ser candidatos de ningún partido o coalición. Son, señala Forcades, impulsores de un proceso que creen que puede ser mayoritario y que por esta razón “ha de ser necesariamente plural”.

La crisis, ha señalado Oliveres, 'es obra del poder financiero y de la banca. Y nos la quieren hacer pagar a todos. Por eso la ciudadanía se ha de seguir movilizando y organizando'. 

Al acto de este domingo no han invitado oficialmente a ninguna fuerza política. Hablan con unos y con otros y acuden a actos convocados por organizaciones de izquierda siempre que se lo piden, sin descartar a nadie. Algunos dirigentes de ICV-EUiA y de las CUP ya han anunciado su intención asistir al acto central del Procés Constituent. Explican que no tienen poder alguno y que no hacen otra cosa que “aprovechar su credibilidad transversal” para conseguir que a las próximas elecciones al Parlament de Catalunya se presente una candidatura unitaria, “no para cambiar unas personas por otras”, sino para favorecer un cambio de sistema. Trabajan en la perspectiva de una convocatoria de elecciones para el año 2016, pero no descartan tener que trabajar con otro calendario “si los acontecimientos se precipitan”.

“Consultar al pueblo siempre es positivo”, dice Arcadi Oliveres cuando se le pregunta por su posición frente a la posible convocatoria a las urnas en torno al futuro político de Catalunya, aunque personalmente teme que la consulta sea “descafeinada”.

Han convocado su acto central en la Plaça Puig y Cadafalch, junto a las fuentes de Montjuic, porque es el lugar que les ha ofrecido el Ayuntamiento, que les denegó la Plaça de Catalunya y el Parc de la Ciutadella. Advierten con humor de la paradoja que supone la autorización de un acto de la derecha españolista en Plaça Catalunya y que al Procés Constituent se le adjudique un lugar junto la Plaça Espanya.