Público
Público

"La inmersión iguala a todos los niños"

Muriel Casals, presidenta de Omniun Cultural. Defiende el actual modelo educativo y alerta de las "mentiras" del PP y C´s

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace 14 meses Òmnium Cultural convocó una de las mayores manifestaciones de la historia de Catalunya contra la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut. Su presidenta, Muriel Casals (1945), fue la artífice de que PSC, CiU, ERC e ICV-EUiA desfilaran el 10 de julio de 2010 tras un lema que reivindicaba la nación catalana.

¿Qué lugar ocupa el catalán dentro de la cultura y la identidad catalanas?

«Ninguna persona razonable cree que el castellano está perseguido aquí»

Tiene un papel fundamental. Nos identificamos como catalanes en gran parte porque hablamos catalán, la lengua nos da ese sentido de ciudadanía, porque por suerte el catalanismo no se basa en la etnia: con la inmigración hay catalanes de todos los colores de piel. Quien aprende a hablar catalán da una señal que quiere estar entre nosotros.

La inmersión lingüística tiene más consenso social que la salida de la crisis, la reforma constitucional, el modelo de financiación o el de Estado. ¿Le sorprende?

No. La inmersión lingüística no la vemos sólo como un mecanismo de promoción de la lengua. Es cohesión social, iguala a todos los niños de Catalunya. No queremos unos que hablan catalán y otros que hablan castellano, queremos que todos hablen ambas lenguas. Estamos muy orgullosos de que a pesar de que en Catalunya hay una parte de población que ha venido de otros lugares de España y que habla en casa el castellano, no hay dos comunidades separadas.

'Me sorprende que un padre quiera que su hijo hable un idioma y no dos'

¿Entiende a los padres que presentaron el recurso contra un modelo que garantizaba que sus hijos sean bilingües?

Me cuesta mucho, parece que quieren crear un problema donde no lo hay. Los informes PISA lo demuestran. Parece que moleste la diversidad, que quieran que seamos todos iguales. Es difícil juzgar a alguien, pero sorprende que un padre quiera que su hijo hable un idioma y no dos.

¿Son partidarios de la desobediencia?

Ojalá se gane el recurso planteado por la Generalitat, pero nuestra propuesta es no obedecer esta sentencia basándonos en la legitimidad democrática. El modelo educativo catalán ha sido aprobado por el Parlament, funciona desde los años ochenta y no ha generado conflicto.

¿Tiene la percepción de que la sentencia del TC genera desapego entre los catalanes hacia España?

Sí, se está creando un clima en que nos dicen que la convivencia dentro del Estado es muy difícil y la única salida parece la separación.

¿Sirvió de algo la manifestación de 2010?

Para concienciar a los ciudadanos catalanes y para mostrarnos a nosotros y al mundo que somos muchos los que queremos un modelo plural. La amargura viene de que la voluntad de pluralidad no es escuchada por muchas instituciones españolas.

¿Tiene la percepción de que el Govern ha rebajado sus reivindicaciones desde el pasado año?

CiU tiene vocación de estar en el centro del espectro político, y como el centro se ha movido, CiU también se ha movido acompañando ese proceso.

PP y Ciudadanos (C's), los dos partidos que dicen que el castellano está perseguido, batieron su récord de diputados en las últimas autonómicas.

Ninguna persona razonable cree que el castellano está perseguido en Catalunya, sencillamente porque no es así. Estos planteamientos demagógicos a veces tienen éxito, pero juegan con fuego. Estos políticos no se creen lo que dicen, dicen mentiras a sus electores, juegan con fuego y excitan sentimientos bajos.

Esta semana se ha recordado al president del Parlament Heribert Barrera (ERC), que defen-día el 'tenemos prisa' por la independencia. ¿Esto acelera ese proceso?

No lo sé. Muchos granos de arena hacen una playa, y ahora ya hay muchos. Creo que avanzamos no hacia una ruptura, sino hacia una separación. Si fuera alguien de otro planeta, tendría la impresión de que esta separación es inminente, que llegará en unos pocos años.