Público
Público

La inmigración china triplica sus remesas pese a la crisis

La colonia en España aumentó un 261% los envíos en 2010, pese a la reducción general del 0,4%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El año pasado, mientras España sufría el envite de los mercados y empezaban a aparecer los recortes sociales, los inmigrantes chinos residentes en el país multiplicaron su poder adquisitivo. Uno de los indicadores que lo demuestra son las remesas que enviaron a su país, que aumentaron en un 261% respecto a 2009, al pasar de 70 a 252 millones de euros.

Los datos forman parte del informe anual que realiza, desde 2003, la organización Remesas.org a partir de estadísticas del Banco de España y del Fondo Monetario Internacional. En total, el año pasado salieron de España un total de 7.186 millones de euros por esta vía, apenas un 0,4% menos que en 2009.

Colombia recibió 1.286 millones desde España, 4.394 euros por inmigrante

La explicación de por qué la colonia china ha prosperado en época de recesión se encuentra en su 'propensión al autoempleo como autónomos, en comercios minoristas o restaurantes, entre otros negocios', explica el director de Remesas.org, Iñigo Moré.

No obstante, el boom chino tiene truco, porque los informes del Banco de España de años anteriores fuente oficial de Remesas.org no incluían las formas de envío más utilizadas por la colonia china, como las transferencias bancarias, explica Moré. Otras comunidades como la latina prefieren los locutorios, incluidos en los informes del Banco de España desde hace años. En cualquier caso, el aumento de las remesas en 2010 de la colonia china es indiscutible.

Una colonia reciente, la de Paraguay, aumentó sus envíos un 8%

Quienes lideran el ranking de envíos siguen siendo los cerca de 300.000 colombianos, (enviaron 1.286 millones en 2010), 400.000 ecuatorianos (920 millones) y 200.000 bolivianos (611 millones) que viven en España.

Las dos poblaciones extranjeras mayoritarias rumanos y marroquíes, que suman 1,6 millones de personas apenas enviaron 381 y 295 millones respectivamente. Tocan a 440 y 383 euros por cabeza, respectivamente, frente a los 4.394 euros por persona que mandaron los colombianos.

Tras los chinos, los paraguayos son quienes protagonizaron el segundo mayor incremento de envíos. El motivo radica en las características de su comunidad: su reciente llegada (la residencia media de los paraguayos en España es inferior a dos años) dibuja un perfil de inmigrante que, generalmente, tiene a su familia, principal destinataria de las remesas, aún en Paraguay. Por la precariedad de su situación en España, es frecuente que comparta piso con otros extranjeros y que no tenga gastos de hipoteca o compra de vehículo. La falta de estos lastres económicos 'les permite enviar todavía más dinero', apunta Moré.

Crece la presión policial contra las redes informales de transferencias

Los primeros colectivos latinos que abrieron una brecha de entrada fueron los ecuatorianos y los dominicanos, a finales de la década de 1990. Entre ellos, es más frecuente encontrar deudas hipotecarias u otro tipo de préstamos bancarios y cargas familiares.

El envío de tal cantidad de fondos (7.186 millones) al extranjero no significa que los inmigrantes estén desangrando la economía española. Un informe reciente de Fundación La Caixa destaca que el 50% del superávit en las finanzas públicas de los últimos años se debe a los impuestos y contribuciones de la inmigración. Los extranjeros suponen el 12,2% de la población pero apenas utilizan el 5,8% de los servicios públicos, como sanidad, educación o justicia.

La forma en que se realiza el envío de dinero es el aspecto que preocupa al Ministerio de Economía y Hacienda. Moré cita el caso de la colonia paquistaní (remesas de 122 millones de euros en 2010) para alabar la 'presión' de la Administración y la Policía sobre las redes informales de envío de dinero, conocidas como hawalas. Los organizadores de estos sistemas cobran unas comisiones muy inferiores a las de los bancos o empresas legales, pero hay un problema: el capital no queda registrado ni en el país emisor ni en el receptor. Si los 7.000 millones enviados cada año desde España fueran por esta vía, las cuentas del Estado quedarían descuadradas.

5.730.667 extranjeros

En España viven un total de 5.730.667 foráneos (el 12,2% del total, según el padrón municipal del INE, fechado el 1 de enero de 2011).

864.278 rumanos

La colonia de ciudadanos comunitarios más grande es la rumana (864.278 personas), seguida por la de Reino Unido (390.880) y la alemana (195.842).

769.920 marroquíes

Entre los extranjeros no comunitarios, destacan los ciudadanos marroquíes (769.920), los ecuatorianos (359.076) y los colombianos (271.773).