Público
Público

Inspección de Trabajo investigará a la empresa del cartel para ir al baño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Inspección de Trabajo de Murcia investiga a una empresa agrícola contra la que UGT presentó una denuncia por sobrecarga de trabajo y por el excesivo control en el acceso a los aseos a que somete a las trabajadoras, que debían llevar un cartel para hacerlo, y que ha motivado que éstas dejaran de beber agua. La denuncia fue presentada ante la Inspección de Trabajo el pasado junio por posible vulneración de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y, según el director de este organismo, José Fuentes, el expediente está a punto de concluir.

La secretaria de Igualdad de la Federación Agroalimentaria de UGT, Encarna Pérez, ha dicho que durante estos meses la empresa Agronativa, que se dedica al manipulado y envasado de fruta fresca y hortalizas en Cieza, ya ha eliminado el cartel que las trabajadoras debían colgarse al cuello para acceder a los aseos, norma de la que estaban exentos los hombres.

En su escrito dirigido a la Inspección de Trabajo, este sindicato afirmaba que las trabajadoras tenían que pedir permiso a las encargadas antes de ir al baño, y que éstas les recordaban que si se excedían más de cinco minutos, se les descontaría media hora de salario. El director de la Inspección ha explicado que en el expediente abierto se investigan todos los 'posibles incumplimietos' de la legislación laboral, en materias como horarios, igualdad entre géneros o respeto a los tiempos de descanso.

Bartolomé Aledo, gerente de Agronativa, una empresa del grupo agroalimentario El Ciruelo, ha dicho hoy que es 'rotundamente falso' lo que denuncia UGT y ha negado la existencia en algún momento de ese cartel. Aledo ha explicado que hasta que se efectuó la primera visita de la Inspección de Trabajo se utilizaban carteles en las cintas de calibrado y envasado indicativos de si los baños estaban ocupados o libres, algo que fue sustituido a raíz de la denuncia por un sistema de luces en la puerta de los diez aseos existentes, similar al empleado en aviones u otros medios de transporte.

Tras insistir en que la ley regula la existencia de este tipo de controles de acceso, ha dicho que el tipo de trabajo que realizan las empleadas de empaquetado justifica esta medida, ya que si coincide la ausencia de varias trabajadoras ante la cinta por la que pasan los productos para envasar éstos se caen al suelo. Además ha señalado que, como es un trabajo muy mecánico, la legislación laboral obliga a efectuar breves paradas cada hora para desentumecer las manos, tiempo que las trabajadoras pueden dedicar a lo que deseen, 'como fumar o ir al baño'.

Este empresario atribuye el origen de la denuncia de UGT al 'enfrentamento' de este sindicato por no haber logrado representación en las últimas elecciones sindicales del pasado mayo, en las que sólo lograron representantes en el comité de empresa USO y CCOO. Bartolomé Aledo ha lamentado también que UGT no actúe contra otras empresas del sector en cuyos comités es mayoritario y que colocan pegatinas a las trabajadoras para acceder a los aseos.